Blog | Cuida tu sonrisa

dieta y salud bucal
Hábitos diarios

¿Cómo afecta la Alimentación a la salud bucal?

La alimentación afecta a todas las partes de su cuerpo. Los alimentos ingeridos y la frecuencia con la que come afectan a su estado general, al de sus dientes y al de sus encías. Si consume demasiados refrescos azucarados, zumos con azúcar añadido y aperitivos poco nutritivos, se incrementa el riesgo de sufrir caries dental. La caries dental es la enfermedad infantil crónica más común a día de hoy, pero con normas básicas de alimentación e higiene bucal, es prevenible.

La caries dental es una patología que ocurre cuando las bacterias entran en contacto con el azúcar que se ingiere. Las bacterias se alimentan de este azúcar, y como producto de su metabolismo, producen los ácidos que atacan los dientes.

Los alimentos que contienen azúcares contribuyen a causar caries. Una medida para controlar la cantidad de azúcar que se consume es leer el etiquetado. Conviene evitar los azúcares añadidos, como los que se encuentran en las bebidas carbonatadas, los caramelos, los dulces, bollería industrial, etc.

Si su alimentación carece de ciertos nutrientes, puede ser más difícil que los tejidos en la boca resistan una agresión/infección, lo cual puede contribuir a enfermedades de encías, tipo gingivitis o periodontitis. La enfermedad de las encías (enfermedad periodontal) es una de las principales causas de pérdida de dientes en adultos. Aproximadamente entre un 60 y un 80% de la población adulta sufre enfermedad periodontal en algún grado. Se cree que la enfermedad periodontal tiene mayor prevalencia en personas con una mala alimentación.

La alimentación juega un papel fundamental en la salud general y también en la bucal. No es solamente lo que come sino cuándo lo come. Los alimentos ingeridos durante una comida principal (desayuno, comida y cena) resultan menos nocivos porque se libera más saliva durante la comida, que ayuda a masticar y pasar los alimentos de la boca al sistema digestivo, y también porque la saliva tiene un papel crítico a la hora de contrarrestar los efectos de los ácidos sobre los dientes. Lo óptimo es seguir una dieta equilibrada y reducir el picoteo entre comidas.

¿Qué alimentos debemos consumir para conseguir y mantener una buena salud bucodental?

Consumir una cantidad de agua adecuada diariamente

  • Alimentación variada de cada uno de los seis grandes grupos específicos de alimentos:
    • Cereales
    • Frutas
    • Hortalizas
    • Alimentos con proteínas
    • Productos lácteos
    • Legumbres

Como consejo, señalamos algunos alimentos que pueden ser perjudiciales y otros beneficiosos para nuestros dientes y la salud bucodental.

  • Alimentos Sanos: El calcio, verduras y alimentos que proporcionan una correcta masticación, como por ejemplo, manzanas, así como alimentos que contengan ácidos grasos omega 3 y omega 6, y vitamina C.
  • Alimentos Perjudiciales: alimentos ácidos, azucarados (sobretodo el azúcar tipo pegajoso de caramelos y chucherías, bebidas carbonatadas y edulcoradas).

Conviene limitar el consumo de ciertas sustancias que pueden dañar y amarillear el esmalte de los dientes, como el tabaco, el vino, el café, el chocolate y algunos alimentos artificiales con colorantes.

Recuerda siempre cepillarte después de cada comida con pasta dentífrica fluorada, utilizar  hilos, sedas y cintas dentales a diario, así como enjuague bucal y programar una visita al dentista con regularidad. El dentista puede ayudar a evitar que se produzcan problemas y solucionar aquellos que sí ocurren mientras son fáciles de tratar.