Blog | Cuida tu sonrisa

Consejos para aliviar dolor de encías en los bebés
Pequeñas sonrisas

Consejos para aliviar dolor de encías en los bebés

A partir de los seis meses, los primeros dientes de tu hijo comenzarán a aparecer.  Se trata de un proceso bastante lento, ya que hasta los dos o tres años no tendrá todos sus dientes de leche, que son 20 en total.

Durante este tiempo, es normal que de vez en cuando aparezcan molestias. La presión de los nuevos dientes produce una sensación de comezón, las encías se inflaman e incluso pueden llegar a aparecer pequeños hematomas. Notarás que tu hijo se frota las encías e intenta morder todo lo que esté a su alcance. Su salivación aumentará y es posible que se le irrite la piel alrededor de la boca. Todas estas molestias harán que llore más que de costumbre, se le altere el sueño, no quiera comer o incluso tenga unas décimas de fiebre.

¡No te preocupes! Te damos algunos consejos para aliviarle y hacer este proceso lo más llevadero posible:

  • Masajea las encías de tu bebé con una gasa estéril mojada en agua fría. También puedes buscar un dedil de látex específico para esta tarea.
  • Dale algo duro y frío que pueda morder. Existen aros de goma que pueden enfriarse en el congelador sin que lleguen a estar demasiado duros. También puedes darle un paño húmedo que haya estado en la nevera durante media hora. En cualquier caso, ten en cuenta que los “juguetes para morder” tienen que ser irrompibles y lo bastante grandes como para que el bebé no pueda tragarlos.
  • El agua fría para beber también es una ayuda a la hora de calmar las encías.
  • Para evitar la irritación de la piel de la barbilla,limpia con frecuencia su cara con un pañito suave.
  • Nunca frotes sus encías con alcohol ni le des aspirina (ácido acetilsalicílico). En caso necesario, el pediatra podrá recetarle algún analgésico en dosis adecuadas a su edad.