Blog | Cuida tu sonrisa

usar pasta de dientes niños
Pequeñas sonrisas

Aprendiendo a usar la pasta de dientes con los niños

No revelo ningún secreto-secretoso, que diría mi piojo, si a estas alturas digo que los peques son grandes imitadores. Por todos es sabido que los niños imitan a sus padres. Nosotros imitábamos a los nuestros, al menos en la mayoría de los casos, y los nuestros nos imitan a nosotros. Ese “juego de imitación” es una de nuestras grandes oportunidades para enseñarles todo aquello que queremos que aprendan. Por ejemplo, lavarse los dientes.

Uno de los productos necesarios a la hora de una correcta limpieza bucal es la pasta de dientes. Y ahí, a todos los padres nos entra la duda. O al menos a los que somos padres primerizos, que nos vemos invadidos por todas las dudas del mundo. Seguro que René Descartes cuando se planteó la duda metódica acababa de ser padre, je je je. Bueno, centrémonos en el uso del dentífrico.

¿Qué necesitamos saber los padres a la hora de empezar a usar una pasta de dientes con nuestros peques?

A partir de los seis meses, aproximadamente cuando a nuestro bebé le empiezan a  aparecer sus primeros dientes, podemos comenzar a usar un cepillo de dientes (blando) para limpiar sus dientecillos de ratón. Los odontopediatras recomiendan comenzar la higiene bucal  incluso antes de su aparición, mediante el uso de una gasa humedecida en agua, masajeando las encías de nuestro pequeño. Posteriormente tendremos que elegir nosotros si optamos por continuar con la limpieza con una gasa o un cepillo infantil. Poniendo a mi piojo como referente, he de decir que desde el principio optamos por el cepillo.  Pero, ¿qué ocurre con el uso de la pasta de dientes?

Desde ese mismo momento podemos comenzar a usarla, eso sí, teniendo en cuenta las cantidades necesarias en cada tramo de edad:

  • A partir de los 6 meses sólo hemos de manchar el cepillo, con la pasta de dientes.
  • Más de 2 años, hemos de poner el tamaño“un guisante” de pasta de dientes.
  • Más de 6 años,  1/3 de los filamentos han de estar cubiertos.

¿Podemos usar cualquier pasta de dientes?

Tengo claro que todos hemos respondido que no a esta pregunta. Eso sí, seguramente hasta el momento de comprar el dentífrico para el peque de la casa no nos habíamos dado cuenta que vienen diferenciados por tramos de edad. Es importante seguir las recomendaciones de la marca, porque cada edad necesita su justa medida de flúor.

¿Qué más hemos de tener en cuenta?

Puede parecer una tontería pero todo aquel que su peque haya comenzado a lavarse los dientes, me entenderá: es importante enseñarles a no comerse la pasta de dientes. Lavarse los dientes es relativamente sencillo, pero también es cierto que les encanta el sabor de la pasta y muchas veces se la tragan. Ahí hemos de enseñarles nosotros a no hacerlo. Ah, tampoco han de tragarse la espuma, je je je. Así que siempre hemos de estar presentes cuando estén lavándose los dientes y controlar dos cosas: una, la cantidad de pasta a usar, dos, que no se la traguen. Bueno, además de que no nos monten ¡una piscina en el baño!