Blog | Cuida tu sonrisa

Hábitos diarios

Brackets en adultos: cuidados específicos

Una correcta posición dental proporciona una adecuada función y salud de los dientes y estructuras de soporte (hueso, ligamentos y encía), ya que al estar alineados no hay acumulo de comida entre estos y disminuye la producción de placa bacteriana y sarro, lo que evita una inflamación en las encías (gingivitis).

Las siguientes recomendaciones le ayudarán a eliminar o reducir cualquier problema de salud oral mientras se esté en tratamiento de ortodoncia:

  • Asegúrese de cepillar los dientes con cuidado después de cada comida con una pasta de dientes con flúor y un cepillo de dientes con cerdas suaves especialmente diseñado para brackets. Este tipo de cepillo tiene en el centro una hilera de cerdas más corta, la cual permite limpiar adecuadamente los brackets y la superficie del diente al mismo tiempo. Recalcar que la comida se aloja fácilmente en los aparatos.
  • Debe limpiar los dientes con seda dental diariamente (entre los dientes y el aparato). Existen accesorios con la cabeza curvada, como los flosser, que sirven para insertar el hilo dental y que este llegue a zonas más difíciles.
  • Puede ser necesario realizar una limpieza profesional por su dentista cada seis meses o menos, según lo recomendado. La frecuencia de las limpiezas en la clínica depende de la higiene dental en casa.
  • Se debe limitar la ingestión de carbohidratos, ya que sus restos pueden convertirse en ácidos perjudiciales que, además de fomentar la formación de placa, pueden dañar y manchar  los dientes y las encías. Al acumularse placa alrededor de los brackets, estos producen una descalcificación que se observa como una mancha blanca en las superficies de los dientes la cual queda al quitarlos. El bracket sirve como barrera de protección, el lugar que se encuentra cementado y sumado a los nuevos materiales para este, que además posee flúor, evita las manchas por descalcificación.
  • Evite los alimentos o chucherías entre comidas que sean duros o pegajosos y  que puedan ser difíciles de retirar de los componentes de la ortodoncia. Este tipo de alimentos podrían despegar algún aditamento o romper alguna de las partes de los aparatos, ocasionando molestias y retraso en el tratamiento, pudiendo también doblar o romper los alambres, y esto puede ocasionar movimientos no deseados de los dientes.
  • Entre los alimentos que debes evitar, mientras dure tu tratamiento, están: los chicles, palomitas de maíz, alimentos duros como las nueces, almendras, y hielo.
  • Las frutas como manzanas, peras o similares, así como las verduras que sean de constitución dura, al igual que la carne, se deberán cortar en trozos pequeños antes de comerlas para evitar la presión que ejercerás al morderlas y el consecuente daño a tus aparatos.
  • No introducir objetos extraños en la boca como lápices, palillos de dientes, uñas, etc; la costumbre de morder estos objetos es muy dañina para los aparatos.