Blog | Cuida tu sonrisa

Hábitos diarios

Caries, conoce al enemigo

La mayoría de la gente ha tenido caries en algún momento de su vida pero ¿sabes exactamente qué son y cómo puedes prevenirlas? Hoy te explicamos los “secretos” de la caries para que conozcas mejor al enemigo.

La caries dental es una enfermedad infecciosa que provoca la destrucción de los tejidos de los dientes. Su origen está en la placa dental o bacteriana, una acumulación de bacterias y restos de alimentos que se adhiere a la superficie de los dientes y encías. Es una sustancia blanda, mate y de color blanco amarillento. Si no se retira a tiempo, la placa se endurece y forma el llamado sarro, que ya no puede eliminarse con un simple cepillado.

La caries se produce cuando las bacterias presentes en la placa producen unos ácidos que destruyen los minerales del diente. Las principales bacterias responsables de este procesoson el Streptococcus mutans y el Lactobacillus acidofilus. La destrucción afecta primero al esmalte y después a la dentina, llegando por último hasta la pulpa dentaria.

La mayoría de las caries aparecen en los dientes molares y premolares, ya que su superficie irregular favorece la acumulación de restos de alimentos. También suelen formarse caries entre los dientes y cerca de las encías.

El primer síntoma de las caries es la aparición de una mancha en el diente, que puede ser de color blanquecino o más oscura. Cuando la caries avanza hacia la dentina, la mancha pasa a tener un aspecto grisáceo. Finalmente, el esmalte se rompe y la lesión se hace mucho más evidente.

Otros síntomas de las caries son la sensibilidad al frío y al calor, mal sabor de boca, mal aliento y dolor. Cuando la caries no se trata adecuadamente se puede producir un flemón.

Las caries tienen varias causas, pero una de las más frecuentes es la alimentación. Algunos tipos de hidratos de carbono facilitan la desmineralización del diente y el desarrollo de las bacterias, mientras que las bebidas con gas contienen ácidos que pueden erosionar el esmalte.

¿Quieres prevenir las caries? ¡El cepillo de dientes es tu mejor aliado! Unos hábitos regulares de higiene dental con un cepillo y una pasta dentífrica adecuada evitan la acumulación excesiva de la placa bacteriana y con ello la formación de caries. Aunque debes lavarte los dientes después de cada comida, recuerda que el cepillado más importante es el de antes de acostarse. Así, las bacterias no tienen tiempo de acumularse durante la noche.