Blog | Cuida tu sonrisa

Pequeñas sonrisas

Caries infantil, ¿cómo prevenirla?

Existe una creencia popular que asegura que no es necesario preocuparse en exceso por la dentadura de los niños cuando todavía tienen dientes de leche, ya que serán sustituidos por la dentadura definitiva. Sin embargo, las bacterias en los dientes de leche pueden perjudicar también a los dientes definitivos. Además, esos primeros dientes son fundamentales para acciones tan cotidianas como masticar durante los primeros años de vida, pronunciar correctamente e influyen en la correcta erupción de los dientes permanentes. Una sonrisa sana y bonita también ejercerá un papel importante en la autoestima infantil.

¿Qué peculiaridades tiene la caries infantil?

La caries infantil progresa muy rápido en los dientes de leche.Suele originarse por el contacto de los dientes con azúcares como bollería industrial, zumos envasados, etc. . Una costumbre habitual y nada recomendable es untar el chupete del bebé en sustancias azucaradas para favorecer que se duerma. Además de evitar esa práctica, es importante implementar la higiene bucodental incluso antes de la aparición de los dientes de leche. Con una gasa húmeda será suficiente para limpiar los restos de alimento que se hayan quedado en las encías. Una vez que ha erupcionado el primer diente, ya hay que cepillarlo.

¿Cómo evitar la aparición de caries?

La prevención implica actuar a varios niveles:

  • Disminuir el consumo de alimentos ricos en azúcar. Cuanto más se consuman, más aumentan las probabilidades de desarrollar caries. Además, el riesgo se incrementa si se toman entre comidas o en algún formato que provoque que permanezcan más tiempo en la boca, como los caramelos pegajosos y blandos difíciles de despegar.
  • Evitar que el niño se quede dormido toda la noche con el biberón con otros líquidos que no sean agua. Los azúcares propios de este alimento se quedan adheridos durante horas en su boca y pueden ser transformados por las bacterias de la boca en ácidos que desmineralizan el esmalte dental.
  • Si ya tiene alguna caries es muy importante actuar cuanto antes. Es habitual que se extiendan y pongan en riesgo a otros dientes, por lo que debemos acudir rápidamente al odontopediatra (dentista especializado en la salud bucal infantil)para que lo frene y asegure de nuevo la salud de la boca del pequeño.

El flúor y el cepillado de los dientes

El flúor es un mineral que ayuda a fortalecer los dientes y a prevenir las caries. Es importante que los niños se cepillen los dientes tres veces al día con una pequeña cantidad de pasta fluorada.

A partir de los tres años, el cepillado debe ser realizado por los propios niños con la supervisión de un adulto. La cantidad será similar a la del tamaño de un guisante. Para que los niños no la ingieran, se debe evitar que beban agua justo después de cepillarse.

Cómo tratar la caries infantil

Visitar al odontopediatra (se recomiendo hacerlo por primera vez, durante el primer año de vida de los niños) de manera frecuente es la mejor manera de prevenir y tratar la caries infantil. Las revisiones periódicas permiten detectar a tiempo este problema y otras anomalías, facilitando así la correcta higiene salud bucal. En el caso de los niños que presentan mayor riesgo de caries infantil, es posible realizar tratamientos preventivos específicos para proteger sus dientes. Pero esta decisión tendrá que ser tomada y supervisada siempre por un profesional.