Blog | Cuida tu sonrisa

Salud bucal

Causas y prevenciones de la Candidiasis

Nuestra boca, como muchas otras partes de nuestro cuerpo, está llena de microorganismos que conviven en ella. Puede resultar desagradable imaginarselo, pero es lo más normal del mundo y, por lo general, son inofensivos y no interfieren en nuestra vida diaria. Uno de esos ‘seres’ habituales en nuestra cavidad bucal es un hongo llamado Candida (Candida albicans).

Este hongo suele ser inofensivo y, por lo general, no nos daremos cuenta ni de que existe. Sin embargo, hay determinadas circunstancia en nuestra vida que pueden dar lugar a una infección de la que es el protagonista: la candidiasis oral. Esta aparece cuando el sistema inmunitario está débil y la Candida prolifera por la cavidad bucal. El síntoma más visible es la aparición de placas blancas en la boca y en la lengua que pueden ir acompañadas de enrojecimiento, ardor, inflamación, sangrado y dolor al tragar.

 

¿Qué causa la candidiasis oral?

Es más frecuente en aquellas personas que tienen un sistema inmunitario debilitado por culpa de enfermedades como el SIDA o por fuertes tratamientos médicos como la quimioterapia. También son propensos aquellos que tienen diabetes o que ya tienen una edad avanzada. También se puede sufrir esta infección por Candida después de tomar antibióticos u otros medicamentos, debido a que afectan a los microorganismos que viven habitualmente en la cavidad bucal, permitiendo la proliferación del hongo.

Otros trastornos bucales como la xerostomía (conocida comúnmente como el síndrome de la boca seca), la higiene bucal inadecuada o el uso de prótesis dentales mal ajustadas también pueden favorecer la aparición de esta infección por hongos en la boca. La candidiasis oral en niños, conocida como ‘muguet’, es una de las alteraciones bucales más frecuentes entre los bebés. Sea cual sea la aparición del hongo, es necesario acudir al médico para que pueda valorar la necesidad o no de iniciar algún tipo de tratamiento para erradicar la candidiasis oral.

¿Cómo se puede prevenir la candidiasis oral?

Estos son algunos consejos que te ayudarán:

– Una buena rutina de salud bucal. Unos hábitos adecuados de higiene bucal, sobre todo en cuanto al cepillado de los dientes y la limpieza de la lengua, además de la higiene interdental, así como acudir con regularidad a las revisiones odontológicas son fundamentales para prevenir infecciones bucales como la candidiasis oral.

– Cuidado con la boca seca. La falta continua de saliva facilita el acúmulo de microorganismos en la mucosa oral y, por tanto, favorecer la aparición de candidiasis. Existen diferentes medidas para mantener la boca hidratada y promover la salivación, como beber agua con frecuencia, masticar chicles sin azúcar o comer alimentos que favorecen la masticación, como las frutas y verduras.

Prótesis dentales adecuadas. Tanto si se trata de una prótesis dental fija o removible, es fundamental que estas se ajusten bien a la dentadura. Si no, también podrían favorecer una candidiasis bucal. 

Unos buenos hábitos de salud bucodental son fundamentales para prevenir, en la medida que esté en nuestra mano, infecciones en la boca como la causada por el hongo Candida.