el blog

Cuida

tu

sonrisa

¿Cómo afectan los cigarrillos eléctricos a la salud bucal?

Los cigarrillos electrónicos o vaporizadores no son, ni mucho menos, inocuos. De hecho, los usuarios de estos dispositivos siguen recibiendo dosis dañinas de nicotina y otras sustancias químicas. Además, tampoco han demostrado su eficacia a la hora de ayudar a dejar el tabaquismo.   

Por lo que respecta a la salud bucodental, los cigarrillos electrónicos son también muy perjudiciales.

El impacto de los cigarrillos electrónicos en la salud bucal

Recesión de las encías. El vapor que emiten los cigarrillos electrónicos ocasiona daños en el tejido gingival y otras células de la cavidad oral, lo que incrementa las posibilidades de sufrir patologías bucodentales. Concretamente, se relaciona el uso de estos e-cigarrillos con un mayor riesgo de gingivitis o la periodontitis. Esto se debe al hecho de que estos dispositivos promueven un aumento de la inflamación periodontal y una menor capacidad de reparación de los tejidos.

Sequedad bucal. Aunque en menor cantidad que el tabaco, estos vaporizadores también contienen nicotina, la cual inhibe la capacidad para generar flujo salival y puede irritar las mucosas de la boca, las vías respiratorias y el aparato digestivo. Todo ello contribuye a la aparición de sequedad bucal que, a su vez, está relacionada con un mayor riesgo de caries, aftas e infecciones.

Mal aliento. La falta de saliva derivada de la nicotina impide que se pueda eliminar las bacterias de la boca correctamente, lo que favorece la aparición del mal aliento o halitosis. Además, la nicotina y otras sustancias que incluyen los cigarrillos electrónicos pueden adherirse a la mucosa de la boca, la lengua y los dientes, dando lugar al mal aliento propio de los fumadores.

Infecciones bucales. Se cree que el vapor de los e-cigarrillos es el responsable de la muerte de numerosas células de la mucosa oral. Esto hace que aumente el riesgo de infecciones y que su uso sea, al igual que el consumo de tabaco, nocivo para las encías y los dientes.

Cáncer oral. Estos dispositivos exponen a los tejidos de la boca y el tracto respiratorio a compuestos dañinos. Aunque se desconoce el impacto de este daño celular acumulado, se sospecha que, a largo plazo, podría incrementar el riesgo de ciertos cánceres bucales.

Así pues, aunque los efectos de los cigarrillos electrónicos en la salud dental puedan ser menos perjudiciales que los del tabaco, estos dispositivos no están exentos de riesgos.

Por esta razón, es importante ser conscientes de sus potenciales peligros y abandonar su uso, si queremos mantener unos dientes y encías sanos.  

Sin categoría 30 junio, 2018

Te puede interesar