Blog | Cuida tu sonrisa

¿Cómo cepillarse los dientes correctamente? Consejos y Técnicas
Salud bucal

¿Cómo cepillarnos los dientes correctamente? Consejos y técnicas

Cepillarnos los dientes es una de las acciones más rutinarias de nuestra vida. Por lo general, la realizamos tres veces al día… ¿Pero te has parado a pensar en si lo haces bien?

Mucha gente cree que cepillarse los dientes correctamente consiste en frotarlos con fuerza con el cepillo y utilizar mucha pasta de dientes, pero… ¡no es así! Solemos pensar que con eso es suficiente y lo hacemos con prisas porque tenemos que salir de casa o porque nos da pereza dedicar varios minutos. Esto puede dar lugar a que, aunque seamos constantes en la higiene de nuestra boca, que ésta no sea satisfactoria, se acumule la placa bacteriana y aparezcan halitosis, caries o gingivitis. 

Una boca sana, sin duda, requiere de un correcto y adecuado cepillado de dientes. Pero no te preocupes, estás en el lugar indicado para conocer las claves para tener una boca sana y limpia.

Vamos a comenzar dándote unos consejos generales, y después te explicaremos la mejor técnica de cepillado para conseguir un resultado óptimo en tu cuidado bucodental. ¡Comenzamos!

Consejos Generales para un buen cepillado

  • Mantén la frecuencia: Es muy importante ser constantes, para ser exactos, deberíamos cepillarnos los dientes al menos tres veces al día, después de cada comida, esperando 30 minutos tras la misma. Y la que nunca puedes olvidar, es la de antes de irte a la cama, puesto que tus dientes pueden pasar toda la noche en contacto con restos de alimentos que pueden aumentar el riesgo de producir caries o infecciones.
  • Cuida tu técnica: La técnica para el cepillado de tus dientes es muy importante, y debes dedicarle el tiempo suficiente. Pero ya hablaremos de la técnica más adelante con todo detalle.
  • No te olvides de tu lengua: El cepillado de dientes puede ir acompañado de una limpieza lingual de delante hacia atrás, también de forma suave. Conseguirás eliminar también parte de la flora bacteriana que se instala en la lengua y disfrutarás de un aliento más fresco.
  • No presiones demasiado: Es importante que no efectúes una presión excesiva con el cepillo dental. De esta manera, evitarás la irritación y sangrado de tus encías y, a la vez, el daño del esmalte dental. Pero claro, tampoco podemos ser demasiado “blandos”. Una presión moderada, para no perjudicar nuestras encías, es la mejor opción.
  • Elige un buen dentífrico: Es muy importante elegir un dentífrico que se adapte a tus necesidades bucales, ya que dependen de cada persona, necesitarás uno con ciertas funciones. Y no hace falta llenar el cepillo de pasta… ¡utiliza una cantidad del tamaño de un garbanzo!
  • Ayúdate con los complementos: El cepillado solo asegura la limpieza de un 60% de la superficie dental, así que debes combinarlo con el uso de interdentales, hilo dental y enjuague bucal para una limpieza completa.
  • ¿Cuándo es mejor cepillarse los dientes? La salud bucal es un asunto que requiere constancia. Debemos lavarnos los dientes tres veces al día. El cepillado más importante es el que se realiza por la noche, ya que durante esas horas la boca no genera saliva y las bacterias acumuladas campan a sus anchas.
  • Escoge un buen cepillado y mímalo: Elige un cepillo que sea adecuado a la sensibilidad de tus encías y tus dientes. La dureza de los filamentos del cepillo determinará la fuerza que ejercen sobre tus dientes. Algo también importante es recordar que los cepillos de dientes envejecen, y hay que cambiarlos cada tres meses (en el caso de los eléctricos, únicamente deberás de cambiar el cabezal), ya que si no pierden eficacia. Recuerda también, si has estado enfermo, retirarlo y cambiarlo por uno nuevo.

El cepillado de dientes correcto, paso a paso 

Técnicas para cepillarse los dientes hay muchas, pero hay una que pensamos que puede ser la más beneficiosa para el cuidado de tu boca, y es la que vamos a contarte: la técnica de Bass. 

La técnica de Bass es una de las más eficientes para conseguir un cepillado perfecto. Además, es pionera y fue el primer procedimiento empleado para eliminar, de manera eficaz, la placa bacteriana del espacio presente entre la encía y las piezas dentales. En líneas generales, consiste en la realización de pequeños movimientos de barrido en sentido horizontal entre la línea de la encía y cada una de las piezas dentales. Su uso está especialmente recomendado en aquellas personas que sufren la incidencia de enfermedades periodontales. 

Vamos a ver esta técnica paso a paso:

  1. Coloca el cepillo de dientes en un ángulo de 45º respecto a las encías. Así, los filamentos se dirigirán hacia la línea de la encía, donde se une con los dientes. Con movimientos suaves y circulares, cepilla los dientes y las encías, sin ejercer demasiada fuerza.
  2. Realiza un movimiento de vibración sobre los dientes (de un lado hacia el otro) y, acto seguido, un suave barrido desde la encía hacia arriba.
  3. Cepilla primero la cara interna de los dientes siguiendo ese procedimiento.
  4. Continúa por la cara externa.
  5. A continuación, pasa por la cara masticatoria, realizando un barrido horizontal.
  6. Termina cepillando la lengua, de dentro hacia afuera.
  7. Recuerda que el cepillado debe durar, al menos, dos minutos. Dedica, como mínimo, 30 segundos a cada cuadrante.

Esta técnica de higiene bucal es perfectamente válida tanto si usas cepillo manual, como cepillo eléctrico.

Siguiendo esta técnica de forma correcta, y aplicando los consejos que te contamos antes, ¡puedes conseguir una limpieza bucal ideal!

Y para ponerle el broche a tu salud bucal, no olvides visitar al dentista al menos una vez al año. Te realizará una limpieza profunda, te explicará las necesidades particulares de tu boca y te dará consejos adaptados a tus necesidades. ¡No olvides pedir cita!

En PHB cuidamos de tu sonrisa, pero sobre todo de tu salud. 

Artículos relacionados