Blog | Cuida tu sonrisa

Salud bucal

Consejos para la higiene bucal en la adolescencia.

La adolescencia es una etapa compleja y de muchos cambios. También, por lo que respecta a la salud bucal.

De hecho, es aproximadamente a los doce años cuando termina el proceso de dentición y, por tanto, los dientes definitivos ya han salido.

Por tanto, es en este momento cuando conviene que los jóvenes adquieran unos buenos hábitos de higiene bucal para que puedan mantenerlos en toda su etapa adulta. No hay que olvidar que estos dientes son los que deberán acompañarnos a lo largo de nuestra vida.

Además, cabe tener en cuenta que los jóvenes están más expuestos a factores que favorecen la aparición de caries y enfermedades de las encías, por lo que deberían ser especialmente meticulosos con el cepillado dental y el cuidado de la boca.

Riesgos para la salud bucal en adolescentes

  • Ortodoncia. Llevar aparato, sobre todo si se trata de ortodoncia fija con brackets, puede dificultar la higiene bucal de los adolescentes, por lo que esta debe ser más minuciosa.
  • Alimentación. Los jóvenes son quienes más suelen consumir bebidas y alimentos ricos en azúcar, los cuales contribuyen a la formación de la placa dental, el deterioro del esmalte y la aparición de caries.
  • Tabaquismo. Lo cierto es que la mayoría de los fumadores adquieren este mal hábito durante la adolescencia. Por ello, corren más riesgo de tener manchas en los dientes,, mal aliento y enfermedades de las encías como la gingivitis y la periodontitis.
  • Piercings. Estos accesorios favorecen la aparición de placa bacteriana, mal aliento, recesiones gingivales, caries y riesgos de fracturas dentales. Así pues, cuidado con los piercings.
  • Hormonas: En esta etapa, los adolescentes experimentan un incremento de hormonas sexuales, a su vez, este hecho puede aumentar el riesgo de la aparición de gingivitis.

Por todo ello, una buena higiene bucal en la adolescencia es fundamental para mantener unos dientes y encías sanos.

Cómo mejorar la higiene bucal de los adolescentes

  • Una sonrisa bonita. En la adolescencia, quizás sea más efectivo motivarlos a seguir una buena rutina de higiene dental insistiendo en el aspecto estético, más allá de la salud.
  • Cepillado después de comer. Es fundamental concienciarlos de la importancia de lavarse los dientes al menos dos veces al día y, preferiblemente, después de las comidas
  • Una higiene dental completa. Además del cepillo de dientes y el dentífrico, es importante que incorporen a su rutina otros productos para la higiene bucal como puede ser el colutorio, el hilo dental o los sprays bucales. Lla higiene interdental es muy importante para conseguir una higiene dental completa.
  • Revisiones odontológicas periódicas. Acudir al dentista con frecuencia es vital en la adolescencia para poder detectar precozmente cualquier problema de salud bucodental.

Finalmente, recuerda que los hijos tienden a imitar las actitudes de los adultos, así que conviértete en su mejor ejemplo y no olvides cuidar también de tu salud bucodental.