Blog | Cuida tu sonrisa

Cuidado del cepillo de dientes
Pequeñas sonrisas

¡Cuida tus cepillos!

El cepillo de dientes es un aliado que nos acompaña toda la vida y nos ayuda a cuidar de nuestros dientes correctamente. Por eso, es muy importante que enseñes a tu hijo a usar sus cepillos de dientes correctamente para mantenerlos siempre en las mejores condiciones. Escoger cepillos de colores y animados con muñecos te ayudará a que vean este objeto con aprecio y esperen el momento de la higiene bucal como un hábito divertido.

Para mantener el cepillo siempre bien limpio, debes enseñarle a enjuagarlo con agua y sacudirlo bien después de cada cepillado. A la hora de guardarlo, hay que dejarlo siempre en posición vertical para que se seque bien y ponerle el capuchón. Puede quedarse cerca de su “amigo”, el hilo dental, pero intenta dejar la pasta de dientes y el enjuague fuera de su alcance, sobre todo si le gusta mucho su sabor.

Hay que explicarle también que el cepillo es suyo y solo suyo. No debe compartirse con los padres y hermanos, con lo amigos ni, por supuesto, con las mascotas de la casa.

Los cepillos de dientes con los  filamentos abiertos o doblados no son eficaces para remover la placa dental, por lo que debemos cambiarlo cada tres meses aproximadamente o cuando se vean los primeros signos de desgaste. Para recordar mejor la fecha en la que hay que sustituirlo por uno nuevo, puedes asociarlo al cambio de estación e inventarte alguna historia divertida que refuerce el hábito.  Si tu hijo usa brackets los filamentos se gastarán y doblarán antes, así que en este caso el cambio de cepillo deberá ser más frecuente.

Si tu hijo se lava los dientes en el colegio o la guardería,quizás necesite llevar un cepillo consigo todos los días. Asegúrate de guardarla pasta de dientes y el cepillo juntos en su estuche y no olvides nunca el capuchón. De esta manera el kit dental podrá viajar siempre en su mochila sin peligro de doblarse o romperse.