Blog | Cuida tu sonrisa

cuidando encias niños
Pequeñas sonrisas

Cuidando las Encías de tus niños

Cepillarse los dientes es imprescindible para que tu hijo tenga una buena salud bucal,pero ¡no hay que olvidarse de las encías! Y es que al igual que los adultos,los niños pueden padecer problemas de encías que hacen que la salud de su boca se resienta. Este tipo de problemas son más frecuentes en niños con bruxismo (rechinar de dientes) o que padecen otras enfermedades como diabetes tipo 1 o síndrome de Down.

La gingivitis simple es la más habitual durante la infancia. El primer signo son las encías que parecen inflamadas, enrojecidas, brillantes y sensibles, o que duelen al tocarlas. Las encías saludables no deberían sangrar al cepillarse los dientes,así que si lo hacen es otro indicativo de problemas. En ocasiones, las encías con gingivitis retroceden, dándole al diente un aspecto alargado. Las raíces pueden quedar al descubierto, y los dientes se ven más separados de lo normal. Por último, debes prestar atención al mal aliento: si no desaparece con el cepillado, podría ser otra señal de problemas en las encías. Si detectas cualquier de estos síntomas, debes llevar a tu hijo al dentista lo antes posible para que siga el tratamiento adecuado.

La principal causa de la aparición de la gingivitis durante la infancia es la acumulación de placa bacteriana sobre la superficie de los dientes y encías.Por eso, para prevenirla es fundamental seguir unos buenos hábitos de higiene dental. Además de cepillarse los dientes tres veces al día, es muy recomendable usar hilo dental y enjuagues para limpiar bien los rincones de la boca donde el cepillo no puede llegar. Además, visitar regularmente al dentista ayudará a detectar los primeros signos de gingivitis para tratarlos lo antes posible.

¡Cuida de sus encías y ayúdale a tener una sonrisa más sana!