el blog

Cuida

tu

sonrisa

Cuidando tus encías

Sabemos que es muy necesario cuidar de nuestros dientes, pero a menudo nos olvidamos de una parte muy importante de la salud bucal: las encías. Las encías son el soporte de nuestra dentadura, y si se descuidan, a la larga podría llegar a producirse la pérdida de los dientes.

Todos debemos prestar atención al cuidado de las encías, pero existen varios factores que pueden favorecer la aparición de problemas: el tabaco, el estrés, el embarazo, la menopausia y algunas enfermedades como la diabetes o la osteoporosis. Si alguno de ellos es tu caso, debes mimar tus encías más que nunca.

Las encías sanas no deberían estar enrojecidas ni hinchadas, ni sangrar al cepillarse los dientes.Las encías enfermas son más sensibles al tacto y pueden retraerse, haciendo que los dientes parezcan más largos de lo habitual. Si detectas alguno de estos síntomas debes acudir lo antes posible al dentista, ya que es posible que padezcas gingivitis (inflamación de las encías) o periodontitis, también llamada piorrea (pérdida del hueso que rodea al diente). Tratar estas patologías a tiempo impedirá que la enfermedad avance y ponga en peligro la estabilidad de los dientes.

Sin embargo, el mejor tratamiento es siempre una buena prevención. Por eso, te dejamos algunos consejos para disfrutar de unas encías sanas:

  • La acumulación de placa bacteriana puede hacer que las encías enfermen. Mantenla a raya cepillándote los dientes después de cada comida y usando hilo dental al menos una vez al día.
  • Intenta evitar los enjuagues bucales con alcohol, ya que pueden irritar las encías. Si las tienes especialmente delicadas,puedes buscar un enjuague especialmente formulado para protegerlas, como PHB Gingival.
  • Evita hacer demasiada presión a la hora de cepillarte los dientes. Si sueles tener problemas de encías, escoge un cepillo suave como PHB Sensitive (disponible en farmacias).

Hábitos diarios 27 agosto, 2014

Te puede interesar