Blog | Cuida tu sonrisa

Hábitos diarios

Dejar de fumar, mejor para tu sonrisa

No es ningún secreto: el tabaco perjudica seriamente la salud. Menor riesgo de enfermedades respiratorias, problemas de corazón y cáncer, mejor estado de forma, ahorro de dinero… los motivos para dejar de fumar son muchos. Hoy te descubrimos uno de los menos conocidos: mejorar tu salud bucal.

El tabaco afecta a la salud de la boca y los dientes de diversas maneras. Es un factor de riesgo decisivo en la aparición de cáncer oral junto con la escasa higiene bucal, el alcohol y otros factores asociados. Pero sus efectos van mucho más allá. Fumar altera la flora microbiana de la boca y favorece la acumulación de sarro o placa bacteriana. El sarro y la alteración bacteriana son las principales causas de la aparición de caries y de gingivitis y periodontitis o piorrea, además de favorecer el mal aliento o halitosis.

Fumar no solo perjudica a los dientes, también a las encías ya que los componentes que contienen los cigarrillos dañan los tejidos blandos del diente, favoreciendo la aparición de las enfermedades de las encías (gingivitis y periodontitis), pudiendo en estadios graves llegar incluso a la pérdida del diente..

Tampoco podemos olvidar la estética, ya que la nicotina y el alquitrán hacen aparecer manchas en el esmalte. Además, al dejar de fumar mejoran los sentidos del gusto y del olfato.

Aunque nunca es un mal momento para abandonar los cigarrillos, es especialmente recomendable hacerlo antes de una cirugía oral. De esta manera disminuye el riesgo de infecciones y aumentan las probabilidades de éxito de la cirugía.

¡Anímate a decirle adiós al tabaco y presume de sonrisa!