Blog | Cuida tu sonrisa

Pequeñas sonrisas

Día mundial de la salud

Recuerdo que en mis tiempos de estudiante tenía una profesora que no dejaba de repetirnos que una de las acciones más importantes a nivel sanitario era la educación para la salud, no dejaba de explicarnos que unos buenos hábitos a nivel de higiene y de salud ahorrarían muchísimos problemas sanitarios y por ende ahorrarían también mucho dinero.

En esta página hemos hablado mucho de enseñar a los peques buenos hábitos para lograr una buena salud bucodental pero también es muy importante que aprendan desde pequeños otros hábitos que van a ser importantes para su salud durante toda su vida.

A mí se me ocurren los siguientes puntos pero estoy segura de que podéis añadir muchos más.

1.- Es fundamental mantener una dieta equilibrada, los productos frescos como frutas y verduras no pueden faltar nunca en nuestra mesa. Yo sé que con los niños a veces es complicado (con las mías una verdadera tortura) pero si conseguimos que cojan el hábito y entiendan su importancia será algo de lo que podamos estar orgullosos toda la vida.

2.- Hidratarse también es fundamental. La mayoría sólo bebemos cuando notamos la sed pero la sed es un signo tardío de que necesitamos líquido, lo ideal sería que bebiésemos antes de notarla y por supuesto que nuestra principal bebida sea el agua.

3.- Todos nos merecemos “dar una alegría al cuerpo” en forma de chucherías y demás pero esto debe ser una excepción. Por ejemplo mis hijas saben que las chuches se toman en pequeña cantidad y en días especiales como algunos domingos, cumpleaños… y las bebidas azucaradas que le gustan a la mayor sólo cuando vamos a cenar fuera, lo mismo que papá y mamá se toman una cerveza ellas pueden tomar un refresco pero en casa de eso no hay. Cada uno tendrá aquí sus normas pero es importante que los niños lo vean como algo esporádico.

4.- El ejercicio físico tiene que ser algo habitual. Todos hemos oído eso de “mens sana in corpore sano” y ¡qué razón que tiene! Yo esto lo estoy viviendo en mis propias carnes, durante mucho tiempo he estado un tanto dejada en este tema pero desde el verano pasado que me propuse muy en serio hacer deporte de forma habitual y me siento muchísimo mejor tanto a nivel físico como psicológico. A la mayoría de los niños les encanta las actividades físicas y es importante que les alentemos a hacerlas de forma  habitual, todos encontrarán algo que les guste, puede ser un deporte en equipo, nadar o bailar. (¿Os he contado que tengo dos bailarinas en casa?)

5.- Para mí también es muy importante disfrutar del aire libre. Muchos vivimos en grandes ciudades rodeados de malos humos y ruidos, pasamos mucho tiempo cerrados en sitios como el trabajo, el colegio o en nuestra propia casa por lo que el procurar realizar actividades en plena naturaleza es básico, no siempre es posible ir lejos pero a veces es suficiente pasar el día con los peques en uno de esos grandes parques rodeados de árboles donde poder escuchar a los pájaros y no los cláxones.

6.- No puedo terminar esta lista sin hablar de la higiene. De la higiene buco-dental no voy a decir nada puesto que llevo hablando aquí de ella desde hace más de un año pero tan importante como ésta es la higiene general, el lavado de manos por ejemplo evita el contagio de múltiples enfermedades por eso es fundamental antes de comer, después de usar el servicio,… Una ducha diaria no cuesta absolutamente nada y nos deja no sólo limpios sino también relajados, aunque en mi casa estamos a menudo con “el pelo nooooo” desde que la mayor tuvo piojos una vez, me encargo minuciosamente de cepillárselo y así  evitar sorpresas…

7.- Y por supuesto, nunca, nunca me cansaré de decir que nosotros los padres somos su ejemplo y no nos sirve de nada intentar que hagan algo si no nos ven a nosotros hacerlo.

Hay otras muchas cosas importantes pero no quiero hacer un artículo infinito así que os animo a que compartáis con nosotros todo lo que se os ocurra en los comentarios.