Blog | Cuida tu sonrisa

Salud bucal

Enjuague bucal, ¿útil?

Cuál es su objetivo y cuándo debemos utilizarlos

La utilización de métodos auxiliares de higiene bucodental es cada vez más elevada en la población adulta española según el Observatorio de la Salud Oral, siendo los colutorios o enjuagues bucales la opción escogida por seis de cada diez españoles para cuidar de su salud bucodental. Pero ¿a qué responde esta tendencia?

Con el objetivo de hacer más eficiente la higiene bucodental, los enjuagues bucales o colutorios son soluciones líquidas que, por su consistencia, nos permiten llegar a zonas de acceso difícil. Se emplean después del cepillado de dientes, como complemento de la acción del cepillado, con el fin de ayudar a eliminar restos de alimentos y bacterias causantes del mal aliento o de enfermedades odontológicas como la caries.

Uno para cada necesidad

Entre las distintas opciones, podemos encontrar enjuagues bucales con flúor, para la remineralización del esmalte dental y la prevención de la caries dental. Mantener de forma constante una baja concentración de fluoruro en la cavidad bucal, mediante la utilización de colutorios o pastas dentífricas fluoradas, puede prevenir las caries; como explica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Existen otros enjuagues bucales indicados para combatir la formación de la placa bacteriana y reducir su acumulación. Así como enjuagues que se especializan en la prevención de halitosis o enjuagues con un efecto antiséptico bucal para ayudar a tratar las enfermedades de las encías, como la gingivitis o periodontitis, que ayudan a la reducción de la inflamación gingival y a combatir la placa dental.

Según su composición, los enjuagues cumplirán distintas funciones específicas:

¿Quién es quién en los enjuagues bucales?

  • Fluoruro Sódico: remineraliza el esmalte y previene la caries dental.
  • Cloruro de Cetilpiridinio: antiséptico con  acción antiplaca y antisarro.
  • Zinc Lactato: inhibe y reduce el sangrado de las encías y además previene el mal aliento.
  • Xilitol: proporciona una agradable sensación de frescor, y además según su concentración pueden tener también acción anticaries.
  • Trifosfato Pentasódico y Polivinilpirrolidona: blanquean los dientes y eliminan las manchas.
  • Tetrasodio Pirofosfato: tiene una acción antisarro.
  • Hexametafosfato: evita la aparición de manchas.
  • Pantenol y Alantoína: protegen las encías y  reducen la inflamación, ayudando a la regeneración.
  • Cloruro de Potasio: tiene acción desensibilizante.
  • Clorhexidina: antiséptico bucal con mayor eficacia antibacteriana, antiplaca y antigingivitis.

Los enjuagues bucales PHB, pensados para completar el cepillado y la limpieza interdental, incorporan en su formulación estos ingredientes con un efecto anticariesblanqueantedesensibilizante, etc. 

La elección de los enjuagues es compleja, por ello, a la hora de escoger el más adecuado para nosotros debemos tener en cuenta qué objetivo queremos conseguir y consultar regularmente con los especialistas, higienistas dentales y odontólogos, así como farmacéuticos, para elegir el que mejor se adapta nuestras necesidades.