Blog | Cuida tu sonrisa

cepillo dental manual o eléctrico
Hábitos diarios

¿Eres más de eléctrico o manual? ¡Elige tu cepillo!

Se trata de una pregunta recurrente a la hora de elegir cómo cepillar nuestros dientes: ¿qué cepillo dental es mejor: el manual o el eléctrico? Lo que sí os podemos avanzar es que la eficacia no depende tanto del instrumento que utilicemos como de su uso correcto.

¿Qué funciones debe cumplir nuestro cepillo de dientes?

  • Debe tener un tamaño adecuado: es muy importante mirar el tamaño del cabezal y la dureza de los filamentos, estos deben tener una longitud proporcional a la zona que se vaya a limpiar. Hay que considerar la situación bucal (o si hubiera alguna patología) para escoger un tamaño que sea lo más correcto posible para acceder a zonas de poco espacio.
  • Mango ergonómico: para facilitar el cepillado, el mango se debe adaptar a las condiciones de la mano del individuo para evitar que resbale durante el cepillado.

Beneficios e inconvenientes de ambos tipos de cepillo

  • Ambos tipos de cepillo pueden tener cabezales demasiado grandes que dificulten el acceso a zonas pequeñas y disminuyan la efectividad del cepillado.
  • El cepillo eléctrico puede eliminar la placa dejándolo fijo sin tener que hacer movimientos manuales. Tenemos que tener en cuenta que en el mercado hay varios tipos de cepillos eléctricos y todos ellos funcionan de manera ligeramente diferente.
  • El cepillo eléctrico suele tener un coste mayor.
  • El cepillo manual requiere una técnica de cepillado que incluye movimientos muy precisos para poder realizar una correcta higiene bucodental. Sólo de esta manera se  garantiza una higiene bucal correcta.
  • Los manuales son más económicos.

¿Cuál es la mejor elección de tu cepillo, manual o eléctrico?

Cualquiera de los dos cepillos, si se utilizan correctamente, realizan correctamente su función, que es eliminar la placa bacteriana.

Sin embargo, la principal ventaja de ciertos cepillos eléctricos es que tienen una capacidad mayor para reducir la placa bacteriana, que es la responsable de la producción de caries y gingivitis, porque no dependen de la técnica de cepillado que realice cada uno. Sería el cepillo más recomendable para todos los que no tienen una técnica de cepillado manual correcta.

En casos de motricidad reducida (artrosis, déficits mentales o motores, etc.), debido a que el individuo tiene que realizar menor movimiento, el uso del cepillo eléctrico es más recomendable.

Sin embargo, ten en cuenta…

Existen algunas circunstancias donde el cepillo manual puede ser más conveniente, como después de una cirugía, porque podemos regular la presión en zonas doloridas o con puntos.

Si optas por utilizar un cepillo eléctrico, recuerda:

        Los cabezales deben cambiarse cada tres meses.

  Con el uso de ambos cepillos tenemos que tener en cuenta que la OMS    recomienda que la duración del cepillado sea de un mínimo de 2 minutos.

       No nos podemos olvidar de cepillar también la lengua y los espacios interdentales.

Como veis, tanto un cepillo manual como un  cepillo eléctrico  son dos buenas opciones si se hace del modo correcto, aunque existen circunstancias donde es más recomendable el uso de un tipo sobre el otro, como hemos mencionado.