el blog

Cuida

tu

sonrisa

Estética dental: sonrisas bonitas, sonrisas felices

En PHB estamos comprometidos con la salud bucal de las personas… pero la estética también es muy importante. ¿Sabías que los adultos sonreímos una media de 60 veces al día? No es de extrañar que la boca sea una de nuestras mejores cartas de presentación y que la estética dental tenga un gran impacto en la autoestima. Por eso, hoy repasamos algunos de los problemas de estética dental más comunes y te proponemos cómo solucionarlos.

Dientes más blancos

Si quieres mejorar la blancura de tus dientes, lo primero que debes saber es que su color natural es un blanco amarillento, no blanco nuclear. El tono exacto varía de persona a persona en función de la coloración de la dentina y de la opacidad del esmalte. Para conservar y mejorar el blanco natural de los dientes, te recomendamos seguir estos consejos:

  • El primer paso para recuperar la blancura es extremar la higiene. Cepillarse los dientes tras cada comida y usar hilo dental a diario evita la acumulación de placa dental y la formación de sarro. Además, puedes usar un dentífrico y un enjuague especialmente formulados para blanquear los dientes, como PHB White.
  • Limita el consumo de bebidas que pueden manchar el esmalte, como el té, el café o el vino. Algunos colorantes alimentarios también pueden tener el mismo efecto.
  • El tabaco es un enemigo de salud bucal, ¡y también de la estética! Fumar puede cambiar el tono natural de los dientes, así que si lo haces ¡ya tienes un motivo más para dejarlo!
  • Además de cuidar tus dientes en casa, puedes preguntar a tu dentista sobre un blanqueamiento dental profesional para mejorar aún más el color.

Evitar las manchas

Las manchas son otro de los enemigos de la estética dental. Al igual que en el caso anterior, el café, el té, el vino y el tabaco favorecen la aparición de manchas, así como ciertos medicamentos.

Otra posible causa de manchas en los dientes son los enjuagues con clorhexidina, un antiséptico bucal. Si tu dentista te lo ha recetado después de alguna intervención, ¡no te preocupes! Las manchas causadas por la clorhexidina son temporales y, una vez finalizado el tratamiento, se pueden eliminar fácilmente con un pulido dental profesional. Para minimizar su aparición, se recomienda ajustarse a los tiempos y dosis indicadas por el dentista y ser especialmente cuidadosos con la higiene bucal. Un cepillo eléctrico puede ayudarte a combatir la acumulación de placa dental, en la que se forman las manchas.

Una sonrisa más armónica

Los dientes desalineados o apiñados son otra preocupación estética muy común. Además, también pueden tener repercusiones para la salud, ya que la placa dental se acumula con más facilidad. Por suerte, la ortodoncia o “brackets” da muy buenos resultados… ¡y no es sólo cosa de niños!

En la mayoría de los casos, el tratamiento de ortodoncia en adultos suele durar entre 12 y 18 meses. Durante este tiempo, la higiene bucal es más importante que nunca. Si el aparato es removible, puedes sacarlo de la boca a diario para limpiarlo. Si es fijo, un cepillo dental diseñado con filamentos en forma de V te ayudará a eliminar de manera más eficaz los restos acumulados. En cualquier caso, es necesario cepillarse los dientes después de cada comida y complementar la higiene con hilo y enjuague. Un aparato de irrigación bucal puede serte muy útil para lograr una limpieza a fondo.

¡Socorro, se me ha roto un diente!

Además de tener los dientes blancos y alineados, ¡es importante que todos estén enteros! Algunos accidentes pueden provocar la ruptura o pérdida de alguna pieza dental, pero estas lesiones tienen solución. Los fragmentos de diente rotos se pueden pegar o reconstruir con un empaste, mientras que los caídos se pueden reimplantar.

En estos casos es muy importante actuar rápido. Recoge el diente roto o el fragmento arrancado, guárdalos en leche o suero fisiológico y ¡corre al dentista! Cuanto antes se aplique el tratamiento, mayores serán las posibilidades de éxito. Asegúrate de seguir al pie de la letra las indicaciones de tu odontólogo y ¡presume de sonrisa este verano!

Salud bucal 6 mayo, 2014

Te puede interesar