el blog

Cuida

tu

sonrisa

Hábitos diarios que estropean los dientes

Cepillarnos los dientes y utilizar productos como el hilo dental y el enjuague bucal de manera diaria son los hábitos fundamentales para mantener nuestra boca sana. Sin embargo, hay muchas otras acciones que pueden perjudicar a nuestra dentadura, aunque no tengan relación con la higiene. A continuación, te contamos qué actividades cotidianas pueden estropear nuestros dientes sin que nos demos cuenta.

Morderse las uñas

Morderse las uñas es un hábito común para muchas personas. Esta costumbre es perjudicial para las uñas, a las que debilita, y para los dientes. Las bacterias que se acumulan en las manos pueden provocar infecciones en el aparato digestivo y en la boca y dar lugar a enfermedades.

Utilizar los dientes como herramientas

Es muy habitual utilizar los dientes para abrir envases, bolsas o botellas. Por lo general, parece que no tiene ningún efecto en nuestra dentadura. Sin embargo, se pueden crear pequeñas fisuras en nuestros dientes imperceptibles a simple vista, que con el paso del tiempo pueden acabar en fractura.

Cepillarse los dientes siempre nada más comer

Aunque pueda parecer que lavarse los dientes cuanto antes es lo más adecuado, lo cierto es que lo recomendable es esperar al menos 10 minutos, sobre todo, si has ingerido ácidos durante la comida. Esto se debe a que, durante los primeros minutos, la saliva actúa contra los ácidos de la comida y protege el esmalte dental. Una vez pasado este tiempo, seguiremos la rutina habitual de cepillado, enjuague bucal e hilo dental.

Consumir cierto tipo de productos

Hay sustancias muy dañinas para los dientes. El tabaco y el alcohol son dos de las más perjudiciales, tanto para la salud bucal como para la salud general. Pero los caramelos, el hielo, los refrescos y los alimentos muy ácidos o con mucha azúcar también deben consumirse lo menos posible.

Apretar los dientes

Apretar los dientes o hacerlos rechinar, tanto voluntariamente como de forma involuntaria (bruxismo), causa un gran desgaste en la dentición. A primera vista no se percibe pero, con el paso del tiempo, los dientes se irán deteriorando gravemente. Este hábito es frecuente en personas con estrés, por lo que es importante buscar una solución a aquello que nos preocupa para tener una buena salud mental y bucal. Además, es recomendable acudir al odontólogo, para que evalúe la necesidad de utilizar una férula de descarga, que ayude a prevenir este daño a los dientes.

Siguiendo estos consejos y manteniendo unos buenos hábitos de higiene bucal, nuestros dientes mantendrán un buen aspecto y su salud a lo largo de los años. No olvides visitar a tu dentista si te surge cualquier duda y realizar, como mínimo, una consulta anual para que compruebe que todo está correcto y prevenir distintas patologías bucales.

Hábitos diarios 18 septiembre, 2018

Te puede interesar