Blog | Cuida tu sonrisa

Hábitos diarios

La relación entre salud bucal y estética dental

 

La estética dental y la salud dental son conceptos complementarios. Por ello, cuando decides realizarte un tratamiento de estética dental, estás mejorando tu salud dental y por tanto, tu salud en general.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define como salud: “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

La estética dental es una rama de la odontología que soluciona problemas relacionados con la salud bucal y la armonía estética de la boca en su totalidad. Junto con la buena higiene bucal y las visitas regulares al dentista, las técnicas de estética dental pueden ayudar a mejorar la apariencia de tu sonrisa.

La estética dental es mucho más que simplemente la apariencia de la boca, también repercute positivamente en la salud, tanto a nivel dental como a nivel emocional. Por ello, cuando una persona se siente acomplejada por sus dientes, por su color, su posición, su forma o por cualquier otro problema estético, no goza de salud.

Tanto hombres como mujeres, cada vez más se realizan tratamientos de estética dental ya que una sonrisa sana y bonita, abre muchas puertas y refuerza la confianza y la seguridad de las personas. La sonrisa define un estado de ánimo de alegría y de felicidad.

Cuando hablamos de estética dental, englobamos diferentes tipos de tratamientos que consiguen estética y salud bucal al mismo tiempo. Estos tratamientos son los siguientes:

  1. Tratamientos de higiene y profilaxis: permiten prevenir las enfermedades de los dientes y de las encías.
  2. Microabrasión del esmalte: permite eliminar manchas blancas, parduscas o pigmentaciones por desmineralización.
  3. Contorneado estético: consiste en aplanar o acortar el esmalte en aquellas zonas del diente donde tenga mayor espesor.
  4. Blanqueamiento dental: proporciona un color blanco y uniforme, logrando una sonrisa juvenil y sana, sin modificar la forma dentaria ni los empastes realizados y sin alterar el color de la porcelana.
  5. Tratamientos restauradores con carillas de porcelana o composite, o con coronas de zirconio: permiten cubrir un diente con una rotura parcial, posición incorrecta o coloración desigual, y cerrar diastemas.
  6. Ortodoncia: consigue alinear los dientes en su posición adecuada mejorando la estética y los problemas funcionales.
  7. Tratamiento quirúrgico: permite retocar el contorno para conseguir uniformidad y unas proporciones adecuadas del diente.

Estos tratamientos son sencillos, indoloros y se pueden realizar en una sola sesión sin necesidad de comprometer en exceso los dientes. Algunas de las causas por las cuales se realizan estos tratamientos son:

  • Asimetrías dentarias (dientes apiñados o desparejos).
  • Diastemas (pequeños espacios entre los dientes).
  • Cambios de coloración o dientes pigmentados o manchados.
  • Caries de cuello (zona más cercana a la encía).
  • Fracturas dentarias.

Es importante destacar que la estética dental parte de un buen mantenimiento de la salud dental a lo largo de la vida. Una higiene dental adecuada desde la infancia es el punto de partida esencial. El otro, las revisiones periódicas con el dentista y la realización de limpiezas dentales profesionales.