Blog | Cuida tu sonrisa

cepillos eléctrico o manual para niños
Pequeñas sonrisas

La rutina de la higiene dental en vacaciones

Llegado algo más de mediados del mes de junio, los niños se encuentran con un momento muy especial: las vacaciones escolares.

Es el momento de dejar aparcados los deberes, los aterradores exámenes y los insufribles madrugones. De la obligación pasamos al ocio en un santiamén. Aparcamos la rutina y nuestro calendario se vuelve de un tono más festivo.

Incluso aunque los padres sigamos trabajando, los niños cambian sus hábitos, por lo que es fácil encontrarse con nuevas actividades que trastoquen nuestro día a día. Eso sí, no hay que dejar que la anarquía impere totalmente, hay hábitos que no debemos descuidar, ni siquiera en vacaciones.

Una  de estas costumbres es la de la limpieza de los dientes. Parece que con la llegada de las vacaciones los peques tienden a relajarse, y nosotros también. El reloj ya no nos marca la presión de las horas y solemos ir relajándonos en la realización de algunas tareas. “Después”, “Dentro de un rato”, “Luego»… son sólo algunas de las excusas con las que nos podemos encontrar cuando hemos terminado de comer y les pedimos a los niños que se laven los dientes. Ellos piensan que tienen tiempo de sobra, y no importa dejarlo para más adelante.

Si estamos en casa, es necesario que sigamos la misma rutina de siempre para no caer en el abandono y, sobre todo, en problemas de salud. Los niños se acostumbran muy fácilmente a saltarse las rutinas, sobre todo aquellas que les pueden resultar aburridas. Pero nosotros, que sabemos lo importante que es no descuidar una higiene dental adecuada, debemos buscar trucos y diversión para que los niños sigan con su limpieza con total alegría, también en vacaciones.

Si hemos decidido dejar la residencia habitual y trasladarnos fuera de casa, no debemos olvidar su neceser completo con el kit de limpieza para sus dientes. Podemos aprovechar para renovarle su cepillo, la pasta o el enjuague bucal. Así le explicaremos que, precisamente porque estamos viviendo unos días especiales, sus artículos de limpieza también son muy especiales. Déjale que te acompañe cuando vayas a comprarlo y que él también opine. Implicar a los niños en su higiene dental es fundamental para que tomen verdadera conciencia de lo importante que es para su salud.

También podemos aprovechar, estos días de vacaciones, para buscar juegos, canciones y otras actividades de ocio con las que recordar e incidir en esta necesidad sin que nuestro peque se sienta agobiado. Pero sobre todo, y como siempre pasa, será nuestro ejemplo la verdadera clave de que nuestro niño no olvide el correcto cepillado de sus dientes, aun en vacaciones.