Blog | Cuida tu sonrisa

Pequeñas sonrisas

La salud bucal de los niños

Como padres, solo queréis lo mejor para vuestros hijos y, sin embargo, en muchas ocasiones os sorprendéis dudando sobre qué será precisamente lo mejor para ellos.

Sobre la salud bucal de los niños, por ejemplo, se ha dicho de todo. Y es que a medida que se multiplican los canales de comunicación (sobre todo con la irrupción de las redes sociales), también aumenta la desinformación y los falsos consejos.

Este artículo pretende convertirse en una guía práctica en la que, además de explicaros la importancia de proteger y mantener sanos los dientes de leche, ahondaremos en vuestro papel en el proceso, en los principales problemas dentales infantiles y, por supuesto, en cómo abordarlos.

La importancia de proteger y mantener sanos los dientes de leche

Durante la infancia, es muy importante proteger y mantener sanos los dientes de leche, así como cuidar su transición a los dientes definitivos.

Se puede llegar a pensar que, como no son definitivos, los dientes de leche no requieren los mismos cuidados que los dientes secundarios. Pero lo cierto es que los dientes de leche no solo pueden padecer las enfermedades dentales habituales en los adultos, sino que dichas dolencias podrían afectar para siempre a los dientes definitivos. 

Es primordial prevenir, proteger y mantener sanos los dientes de leche desde su aparición (entre los 6 y los 12 meses), cuando el sistema inmune es todavía inmaduro y empieza a tomar contacto con gérmenes y antígenos.

Como siempre, la prevención es la mejor cura:

  • Conviene reducir o eliminar los alimentos y refrescos azucarados, que incrementan el riesgo de caries desde edades cada vez más tempranas.
  • Es imprescindible iniciarlos a rutinas de cuidado bucal adecuadas después de cada comida. Tan importante es iniciar una rutina desde la más tierna infancia, como adaptarla a las necesidades del niño en cada etapa, o escoger un cepillo de calidad, que sea respetuoso con las encías y, a la vez, sea eficaz eliminando la placa bacteriana. 
  • Acudir 1 o 2 veces al año al odontólogo. Además de solventar vuestras dudas, en las revisiones también se detectan y previenen posibles problemas.

El papel de los padres en la rutina de salud bucal del niño

El papel de los padres es primordial para conseguir que los niños sean constantes y sigan una rutina de salud bucal adecuada.

Como es lógico, durante los primeros años deberéis realizar vosotros mismos el cepillado de vuestros hijos, o aseguraros de que el niño lo realice correctamente. Es a partir de los 6 años cuando tendréis que animarlos y motivarlos para que empiecen y sigan una rutina de salud bucal adecuada.

Principales problemas dentales infantiles

¿Conoces los principales problemas dentales infantiles? ¡Te contamos un poco más sobre ellos!  

  • LA CARIES. El 35 % de los niños de 5-15 años presentan caries en dientes de leche o temporales. Pero realmente, ¿qué es la caries? La caries es una enfermedad bucodental que da lugar a una destrucción progresiva e irreversible del esmalte dental. Esta es debida a los ácidos producidos por las bacterias de la boca al metabolizar los azúcares que se depositan en los dientes.
  • LA GINGIVITIS. El 29 % de los niños de 15 años presentan gingivitis. ¿Sabes en qué consiste esta enfermedad? La acumulación prolongada de placa bacteriana sobre la superficie de dientes y encías puede dar como resultado la gingivitis, produciendo inflamación, enrojecimiento y presencia de sangrado.

Cómo evitar la caries y la gingivitis

Igual que les pasamos del capazo a la cuna y más tarde a la camita, es importante utilizar productos de calidad con la máxima eficacia y seguridad acordes a la edad del niño. 

Desde la aparición de los primeros dientes. Elige un cepillo de calidad para proteger sus primeros dientes de la caries. En PHB disponemos de la gama PETIT, con el simpático dibujo animado televisivo Peppa Pig como protagonista. La gama consta del cepillo Plus Petit Peppa Pig y del cepillo Classic Petit, ambos con suaves filamentos de Tynex y el cabezal de pequeño tamaño para adaptarse a la boca de los más pequeños, además del gel dentífrico Petit Peppa Pig. También los tienes en formato neceser para poder llevarlos de manera práctica en el bolso o en su mochila de la escuela.
96 % DE ORIGEN NATURAL: el gel dentífrico contiene 1.000 ppm de flúor activo, la cantidad recomendada de flúor. Pero además, su alto porcentaje de origen natural, lo convierte en un producto único.

A partir de los 4 años. Además del cepillado, conviene empezar a incluir un paso más, el hilo dental, para perfeccionar la limpieza entre sus dientes y evitar así la caries interdental o gingivitis gracias a los divertidos flossers.

A partir de los 6 años. Es aconsejable utilizar un dentífrico con 1.450 ppm de flúor activo para prevenir la caries, y pantenol para ayudar a sus encías delicadas por la erupción de los dientes definitivos. Es importante escoger siempre dentífricos con baja abrasividad. Además, a partir de los 6 años también deberíamos incluir el enjuague bucal.
Para esta etapa os recomendamos nuestros cepillos Classic Junior y Plus Junior, el cepillo eléctrico Active Junior, nuestro gel dentífrico Junior y el enjuague bucal Junior (sin alcohol). Y para seguir cuidando la higiene bucal fuera de casa, también disponemos de los neceseres Junior.

ORIGEN NATURAL: tanto el gel dentífrico como el enjuague bucal han sido formulados con ingredientes, en su mayoría, de origen natural. En el caso del gel, el porcentaje llega a un 95 % y, en el del enjuague, a un 92 %. 

De hecho, nuestras pastas y colutorios han sido reformuladas acorde a las recomendaciones de la EAPD (Academia Europea de Odontología Pediátrica) y la SEOP (Sociedad Española de Odontopediatría) para aportar el flúor necesario según la edad del niño y protegerlos contra la caries.

Los pasos imprescindibles para una buena rutina infantil

Como todos los padres saben, los niños necesitan rutinas. Las horas de comer, las siestas… Los bebés y los niños (en muchos casos, también los adultos) necesitan rutinas para sentirse seguros y tranquilos, mantener el equilibrio emocional y construir su carácter. Es decir, la repetición de actos cotidianos positivos crean el hábito. Y los buenos hábitos se convierten en virtudes… que les acompañarán toda su vida.

Desde PHB os recomendamos nuestros 3 pasos imprescindibles para lograr una buena salud bucal:

  1. CEPILLA. Desde la aparición de los primeros dientes.
  2. PERFECCIONA. A partir de los 4 años, es recomendable empezar a utilizar el hilo dental o flosser. 
  3. COMPLETA. A partir de los 6 años, conviene empezar a usar también el enjuague bucal. Para empezar, probad primero con agua. Así veréis si vuestro hijo o hija es capaz de no tragar el líquido.

¿Tenéis dudas? Os recomendamos seguir navegando por nuestro blog. Aquí encontraréis las respuestas a la mayoría de vuestras preguntas, los trucos más ingeniosos para motivar a vuestros hijos para lavarse los dientes, además de curiosidades muy interesantes. Pero, sobre todo, ¡os recomendamos visitar al odontólogo como mínimo una vez al año! 😉