el blog

Cuida

tu

sonrisa

Las enfermedades más comunes de la lengua

La lengua es una de las partes del cuerpo que utilizamos más a menudo, es fundamental para hablar, comer, y percibir los sabores. Además, este músculo es el inicio del sistema digestivo y puede revelarnos su estado de salud. Normalmente, cometemos el error de no prestarle mucha atención. Si su color es rosado, uniforme, la textura es suave, sin grietas y está ligeramente húmeda, no hay nada de qué preocuparse porque cumple los requisitos para estar sana. Pero, ¿qué ocurre cuando falla alguno de ellos?

Si la lengua tiene manchas de color blanco:

  • Leucoplasia: Se manifiesta en forma de manchas o placas de color blanco que aparecen en la superficie de la lengua. Aunque no siempre, pueden producir dolor o molestias. El tabaquismo o el consumo de alcohol son algunas de las razones por las que puede aparecer, además de la alimentación baja en vitaminas y la mala higiene bucal. También puede desencadenarse por costumbres como morderse la lengua, el roce de prótesis bucales o el contagio de enfermedades infecciosas como la sífilis, la cándida o el papiloma humano. Es conveniente realizar una biopsia para determinar la causa de su aparición, ya que son consideradas lesiones precancerosas.
  • Candidiasis oral: Surge del hongo llamado Candida albicans y son unas manchas de aspecto aterciopelado y blanco. Da la sensación de boca seca. Este hongo está presente en la cavidad bucal con frecuencia, pero nuestro sistema inmunitario impide que se extienda. Cuando las defensas están bajas, la probabilidad de que se extienda se incrementa. Es una de las enfermedades de la lengua más comunes. Puede aparecer por diversas razones: la toma de algunos antibióticos, padecer VIH, o en general, unas defensas más bajas de lo habitual.

Liquen plano oral: Además de lesiones blancas, también puede producirlas rojas. Aparece una erupción o rugosidades  que pueden producir picores en la lengua. Las reacciones alérgicas son la razón principal de su aparición. La exposición a algunos medicamentos, sustancias químicas, antibióticos, diuréticos o yoduros pueden aumentar el riesgo de infección. Por lo general, desaparece por sí solo.

Lengua demasiado roja:

 

  • Lengua geográfica: Aparece cuando se pierden algunas papilas gustativas dejando superficies lisas en forma de manchas similares a un mapa. Suele asociarse a la deficiencia de vitamina B, aunque también se cree que el estrés la ingesta de alimentos demasiado calientes o picantes y el consumo de alcohol puede provocar esta lesión.
  • Escarlatina: Lo produce la fiebre y también se conoce como lengua de fresa, porque está cubierta por una capa blanquecina con papilas rojas. Suele afectar a niños entre 5 y 15 años y las bacterias que lo provocan se ubican en la garganta y en la nariz. Para evitar el contagio, es importante lavarse las manos a menudo y evitar el contacto con los cubiertos de comer que haya utilizado la persona afectada.
  • Enfermedad de Kawasaki: Es una afección que consiste en la inflamación de los vasos sanguíneos. Se considera una enfermedad rara infantil. Aunque no es una enfermedad propia de la lengua, es una de las partes afectadas por el síndrome. Aparece una capa blanquecina con protuberancias rojas en la parte posterior, aspecto aframbuesado. También puede hincharse. Es importante acudir al médico para su diagnóstico y tratamiento, por las complicaciones que puede comportar

 

Como bien puedes comprobar, la lengua puede sufrir multitud de dolencias. Algunas, incluso, pueden desencadenar en cáncer de lengua. Para evitarlo, es importante tener una buena higiene bucal, evitar el alcohol, el tabaco y la comida basura. También es recomendable acudir tu clínica dental siempre que observemos algo extraño en su superficie.

Salud bucal 19 noviembre, 2018

Te puede interesar