Blog | Profesional

Higienistas Profesional

Las maloclusiones y su tratamiento
Autor: Clara González Martínez

Una maloclusión puede definirse como un incorrecto encaje de los dientes superiores o inferiores, o bien puede referirse al mal alineamiento de los mismos.

La ortodoncia es la especialidad de la odontología que tiene como objetivo la corrección ósea y dental de las estructuras faciales y de las maloclusiones.

¿Qué tipos de maloclusión encontramos?

¿Cuál es la maloclusión más frecuente?

¿Pueden las maloclusiones afectar a la salud?

¿Qué tipos de ortodoncia existen?

 

A nivel MOLAR Y CANINO distinguimos diferentes tipos de oclusión:

  • Clase I (normoclusión): cúspide mesiovestibular del primer molar superior ocluye en el surco vestibular del primer molar inferior. El canino ocluye entre el primer premolar y el canino inferior. Normalmente se corresponde a un correcto resalte y sobremordida.
  • Clase II (distoclusión): cúspide mesiovestibular del primer molar superior ocluye por delante de la cúspide mesiovestibular del primer molar inferior. El canino ocluye por delante del contacto interdental del primer premolar y canino inferiores.
    • La clase II/1 se corresponde con un resalte aumentado
    • La clase II/2 se corresponde con una sobremordida aumentada.
  • Clase III (distoclusión): cúspide mesiovestibular del primer molar superior ocluye por detrás del surco vestibular del primer molar inferior. El canino ocluye por detrás del contacto interdental del primer premolar y canino inferiores. Normalmente viene acompañada de un resalte negativo (dientes inferiores por delante de los superiores).

Las maloclusiones son muy frecuentes, encontrándose en un 75% de la población, en mayor o menor grado. Cuando son graves, pueden afectar al funcionamiento del sistema masticatorio, a la articulación temporo-mandibular y causar alteraciones estéticas.

Sus causas son multifactoriales, cumpliendo la herencia genética un importante papel. Además, influyen factores ambientales y adquiridos, tales como hábitos (ej. succión pulgar), problemas respiratorios…

 

A nivel de INCISIVOS hablamos de:

  • El resalte es la distancia a nivel antero-posterior de los incisivos superiores e inferiores.
  • La sobremordida es la superposición que existe a nivel vertical entre los incisivos superiores e inferiores.
  • Hablamos de mordida abierta cuando esta superposición es inexistente, y hay un espacio entre los incisivos superiores e inferiores verticalmente.

A nivel TRANSVERSAL hablamos de:

  • Mordida cruzada posterior, cuando hay una deficiencia maxilar transversal.
  • Mordida en caja, cuando uno o varios dientes maxilares ocluyen totalmente por fuera de los dientes mandibulares.

Dentro de las maloclusiones, podemos hablar también de la DISCREPANCIA ÓSEO- DENTARIA, que es la diferencia de tamaño entre los maxilares y los dientes:

  • Puede ser POSITIVA, en cuyo caso nos encontraríamos pacientes con diastemas (espacios entre los dientes).
  • O bien NEGATIVA, donde nos encontraríamos con un paciente con apiñamiento dental. En estos casos, se puede requerir extraer piezas para solucionarla, o bien STRIPPING o reducción interproximal (limado interdental).

 

LA ORTODONCIA O TRATAMIENTO DE LAS MALOCLUSIONES

En primer lugar podemos hablar de ortodoncia interceptiva, que es aquella que se hace normalmente a partir de los 7 años de edad, con dentición temporal o mixta, y pretende “interceptar” los problemas de oclusión futuros. En este tipo podemos incluir las placas de expansión (expansión lenta), los disyuntores (expansión rápida palatina), aparatología funcional (aparatos de avance mandibular), máscaras faciales (avance maxilar)…

Cuando existe una dentición permanente, se pueden llevar a cabo diferentes tipos de ortodoncia: ortodoncia fija(brackets vestibulares, brackets linguales), ortodoncia plástica (sistema Invisalign y similares).

Más información:

Clara González Martínez

Odontóloga y Máster en Ortodoncia