Blog | Cuida tu sonrisa

Hábitos diarios

Las mejores técnicas para una higiene bucal

¿Alguna vez te has parado a pensar en cómo te cepillas los dientes? Probablemente, siempre sigues el mismo patrón: vas diente por diente, cepillas de lado a lado… Sin embargo, ¡existen muchas técnicas diferentes! Os explicamos dos de la técnicas más comunes.

Técnica de Bass modificada

Según esta técnica, debemos colocar el cepillo en un ángulo de 45 grados en el margen entre encía y diente. Desde ahí, realizamos un pequeño movimiento vibratorio y después un barrido en dirección contraria a la encía. Esto debemos hacerlo en todos los dientes y también las caras internas de los dientes

Esta técnica es especialmente útil para prevenir enfermedades de las encías.  

Técnica circular o de Fones

Con la técnica de Fones, con las arcadas cerradas (dientes superiores e inferiores en contacto) se limpia la superficie exterior de los dientes con pequeños movimientos circulares.

La superficie interna se limpia con pequeños movimientos rotatorios o circulares, pero colocando el cabezal del cepillo en posición vertical. Y, por último, la superficie con la que se mastica también se cepilla con movimientos circulares con el cepillo en posición horizontal.

7 consejos para una limpieza bucal perfecta

  1. Cepilla tus dientes lentamente. Movimientos cortos, suaves, con especial atención a las encías y los espacios de difícil acceso. ¡No olvides la lengua!
  2. Lo ideal es que te cepilles los dientes 3 veces al día, después de cada comida. Pero, como mínimo, limpialos por la mañana y por la noche.
  3. Renueva tu cepillo cada 3 meses. Por muy limpio que tengas tu cepillo, es prácticamente inevitable que acumule bacterias con el paso del tiempo. Además, los filamentos se desgastan y pierden eficacia. ¡No olvides renovarlo!
  4. Usa hilo dental o cepillos interdentales. Debes convertirlo en un básico de tu limpieza bucal diaria. Con ellos, evitarás la formación de caries interdentales y eliminarás la acumulación de placa.
  5. No olvides el enjuague bucal. Utilízalo una vez al día para completar tu higiene bucal.
  6. Visita a tu dentista una vez al año. Es un profesional y sabrá darte los mejores consejos para tu caso en concreto. Además, evaluará la salud de tu boca y podrá ayudarte a prevenir infecciones y enfermedades.
  7. Hazte una higiene profesional al año. Así, eliminarás manchas y sarro acumulados, ayudando a tus dientes a prevenir patologías como las enfermedades de las encías o la caries.

¡Cuida tu boca! Siguiendo todos estos consejos y técnicas mantendrás tu salud bucal y evitarás el desarrollo de infecciones y enfermedades que pueden darte muchos quebraderos de cabeza.