Blog | Cuida tu sonrisa

Pequeñas sonrisas

¿Los dientes de leche también se lavan?

Recuerdo el verano pasado un fin de semana que pasamos en casa de mis padres. Después de comer, iban mis dos hijas con sus cepillos a lavarse los dientes, y cuando las vio mi hermano:

  • Pero, ¿os laváis los dientes?
  • Pues claro tío, ¿qué pensabas? – (esa soy yo).
  • Pero ¡si se os van a caer!

Resulta que el tío de las brujas pensaba que los dientes de leche no hace falta lavarlos, porque como no son para siempre… Así que supongo que habrá bastante más gente que piense esto mismo, no va a ser él el único, ¿no?

Ya he hablado bastante de este tema, pero nunca está de más volver a decir que, para mí, el motivo principal por el que empezaron a cepillarse los dientes desde bien pequeñas fue por crear el hábito. Si ellas desde el principio saben que después de comer o cenar lo que hay que hacer es coger el cepillo y lavarse los dientes, puede que haya algún día que se les pase, pero no es algo en lo que voy a tener que estar insistiendo puesto que ya lo tienen interiorizado.

Por otro lado, aunque los dientes de leche se caen, van a estar unos cuantos años con ellos y también pueden aparecer caries. En ese caso, por supuesto, habría que empezar a empastar y demás, y seguro que ningún padre quiere pasar por eso y mucho menos tan pronto.

Probablemente haya quien piense que una caries en un diente de leche que va a caerse no tiene mucha importancia, pero perder un diente antes de tiempo puede influir en la correcta masticación de los alimentos y por tanto convertirse en un problema nutricional. Una caries no tratada puede desencadenar otras enfermedades bucales.

Además, los dientes son fundamentales en el habla, por lo que la pérdida de piezas dentales precipitadamente puede hacer que el niño no pronuncie correctamente en un momento donde la adquisición del lenguaje es fundamental.

Y ¡para qué hablar de niños con tantas caries en los dientes de leche que hasta los definitivos les salen ya cariados!

En conclusión, hay cosas que cuanto antes se aprendan a hacer, mucho mejor, y la higiene bucal es una de ellas.