Blog | Cuida tu sonrisa

Fiestas navideñas
Hábitos diarios

Los efectos de lo excesos de alcohol y tabaco en las fiestas en la salud bucal

Llegan las navidades, y con ellas las reuniones familiares, las cenitas de empresa, las comidas con amigos… Y cuando uno está rodeado de la gente a la que aprecia, es imposible decir que no a algo.

En estas fechas es bastante normal darse algún tipo de homenaje en forma de exceso, pero hay que tener cuidado, ya que, si no vigilamos bien nuestra salud bucal, estos «homenajes» pueden acabar por pasarnos factura.

El alcohol, por ejemplo, es uno de los principales causantes de varios de estos problemas. Además de mancharte los dientes y provocarte mal aliento, también puede traerte problemas más serios.

Dado el alto contenido en azúcar de algunas de ellas, tiende a dañar el esmalte de los dientes, y hasta la propia dentina, por lo que puede acabar provocándote caries.

También puede, a largo plazo, provocarte atrofia epitelial, por lo que los tejidos que conforman los diferentes órganos de tu boca se verán expuestos a todo tipo de infecciones.

Por su parte, el tabaco también mancha los dientes y provoca mal aliento, pero una vez más, este no es el problema más grave al que te puedes enfrentar si abusas de él en esta época del año.

Tus sentidos del gusto y del olfato se verán bastante mermados (de hecho, seguro que alguna vez has escuchado a un ex fumador decir que los ha vuelto a «recuperar» después de dejar de fumar), y la periodontitis y la gingivitis se instalarán con más fuerza en tu boca.

En cualquier caso, el tabaco es el culpable de numerosos tipos de cáncer que pueden aparecer, y entre ellos está el bucal, uno de los más peligrosos, ya que los más comunes de ellos, los carcinomas escamocelulares, tienden a diseminarse con gran rapidez.

Aún así, es normal que tengas algún despiste durante estas fechas, y que en alguna ocasión brindes o te enciendas un cigarrillo.  La mejor solución es la moderación, por supuesto, acompañada por una buena higiene bucal.

Y, como propósito de año nuevo, puedes plantearte visitar al odontólogo, para que te tranquilice al decirte que tras la revisión sigue todo correcto, o te pueda ayudar en caso de que lo necesites.

Pero de momento, ya sabes. Disfruta de la familia, de los amigos y de las reuniones, pero nunca dejes de lado tu higiene bucodental. ¡Feliz Navidad!