Blog | Cuida tu sonrisa

Pequeñas sonrisas

No me gustan mis dientes

La infancia es una época que se caracteriza por muchos cambios físicos. Durante estos años nuestra personalidad no está totalmente formada, por lo que es común que surjan dudas e inseguridades sobre nuestro aspecto. Para muchos niños, los dientes son un tema de preocupación ya que en nuestro día los enseñamos constantemente al sonreír, gesticular, hablar…

Una de las causas más comunes de complejos son los dientes torcidos o mal alineados. Si tu hijo tiene este problema, debes acudir al dentista para valorar la posibilidad de una ortodoncia. Este tratamiento es muy eficaz para corregir la alineación de los dientes y con ello mejorar la funcionalidad de los dientes (mejor oclusión, masticación de los alimentos, etc.),disminuir la posibilidad de la aparición de problemas bucales como la caries y aumentar la autoestima. Comenzar lo antes posible con la ortodoncia permitirá que el tiempo de tratamiento se acorte, y además hará que tu hijo se sienta comprendido y apoyado al ver que le ayudáis a buscar una solución a su problema.

La ortodoncia es cada día más frecuente, por lo que seguro que tu hijo tendrá otros amigos o compañeros en su misma situación. Para que se sienta más a gusto con el aparato puedes optar por una ortodoncia de colores(déjale escoger sus favoritos) o incluso transparente en algunos casos. Debes recalcarle la importancia de cuidar su higiene bucal mientras dure el tratamiento, para que pueda presumir de sonrisa después.

Otro complejo frecuente son los dientes definitivos que tardan en salir, sobre todo si la erupción de los de leche también ha sido tardía. Ante esta situación, lo único que puedes hacer es decirle a tu hijo que tenga paciencia y asegurarle que antes o después el problema se solucionará por sí solo.

Si los dientes de tu hijo no son todo lo blancos que le gustaría plantéale tus dudas al dentista para buscar una solución. Recuerda que las revisiones regulares os ayudarán a detectar cualquier problema antes de que sea evidente y a tener una sonrisa sana y bonita.