Blog | Cuida tu sonrisa

Pequeñas sonrisas

¡Nos vamos de vacaciones!

¡Ha llegado el verano! Los días de sol y playa son una ocasión perfecta para divertirse y relajarse en compañía de toda familia, sobre todo con los más pequeños de la casa. Pero no hay que olvidar los buenos hábitos que hemos ido aprendiendo a lo largo del curso. Uno de los más importantes, sin duda, es el de cepillarse los dientes después de cada comida.

Durante las vacaciones solemos comer fuera de casa a menudo y nuestra rutina y horarios se alteran. Es importante tener siempre a mano el cepillo y la pasta de dientes que nuestros hijos usan cotidianamente. Por eso, asegúrate de llevar encima un kit de viaje como los de PHB Junior y Petit.

Como siempre, predicar con el ejemplo es una gran manera de conseguir que nuestros hijos se laven los dientes con gusto así que ¡no te descuides! Después de las comidas, puedes acompañar a tus hijos al baño y cepillarte los dientes con ellos. Los cepillos de colores y animados con muñecos te ayudarán a convertir el cepillado en un rato divertido. También puedes motivarles con alguna canción especial para cepillarse los dientes o animarles a realizar una “competición” con sus hermanos. ¡El mejor cepillador se llevará un premio!

El verano también es época de helados y refrescos. Estos alimentos tienen un alto contenido en azúcar, por lo que pueden favorecer la aparición de caries. No pasa nada porque tus hijos los tomen ocasionalmente, pero acostúmbrales a cepillarse los dientes después. También puedes buscar opciones sin azúcar u otros postres refrescantes: ¿qué tal un poco de sandía fresquita de la nevera?