Blog | Cuida tu sonrisa

Hábitos diarios

Patología bucal en el SIDA

El SIDA (Síndrome de Inmnunodeficiencia Adquirida) es una enfermedad que se caracteriza por una afectación del sistema inmunitario que hace que el paciente no tenga defensas. Esta condición conduce a la aparición de infecciones oportunistas y procesos neoplásicos.

Algunas manifestaciones clínicas bucales de la enfermedad, como la candidiasis oral, pueden ser el primer signo que sugiere la infección por VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana).

El tipo y la frecuencia de las lesiones bucales varían con el estadio clínico de la enfermedad y el grado de inmunosupresión, de modo que a menos defensas (conteo bajo de CD4) la posibilidad de aparición de estas manifestaciones bucales aumenta.

Las manifestaciones bucales más fuertemente asociadas al SIDA son:

  • Candidiasis: producida por hongos del género Cándida. La candidiasis pseudomembranosa (muguet) se caracteriza por la presencia de manchas o parches en la mucosa de color crema, blanco perlado o blanco azuloso, que parecen leche cuajada y que se desprenden al ser frotadas dejando una superficie rojiza y sensible. La forma eritematosa se caracteriza por la presencia de áreas rojizas y dolorosas, con sensación de ardor y picazón.
  • Leucoplasia vellosa: aparecen placas blancas de aspecto “peludo” a lo largo del borde de la lengua o en la parte superior o inferior de la lengua o a lo largo del interior de la mejilla. Se considera una enfermedad benigna, ya que no suele provocar problemas físicos serios ni complicaciones graves.
  • Sarcoma de Kaposi (SK): es un tipo de cáncer que se caracteriza por manchas en la piel y mucosas de color que va del rojo rosáceo al morado y que suelen ser indoloras al comienzo. Las lesiones cutáneas del SK no suelen ser mortales, si bien, pueden resultar emocionalmente traumáticas, en especial cuando aparecen en la cara. Las lesiones bucales del SK pueden hacer que el comer resulte difícil y doloroso.
  • Eritema gingival lineal: se caracteriza por enrojecimiento e inflamación del borde de las encías cerca de los dientes.
  • Periodontitis y gingivitis ulcerativa necrotizante: lesiones ulcerosas en las encías,  recubiertas de una membrana amarillenta, dolorosas, sangrantes, con mal olor.

Es importante tener presente que el actual tratamiento antirretroviral de gran actividad (TARGA) ha cambiado radicalmente la evolución de la infección por VIH, impidiendo el desarrollo de la enfermedad.  El diagnóstico precoz y la buena adherencia al tratamiento, consiguen importantes cambios en la evolución de la enfermedad, reduciendo significativamente la aparición de infecciones y enfermedades oportunistas. Es decir, el paciente puede permanecer de forma crónica como VIH seropositivo (VIH +) sin desarrollar la enfermedad (SIDA).