Blog | Profesional

Higienistas Profesional

Pautas de higiene bucodental en portadores de ortodoncia
Autor: Katia Merino

Gracias a la ortodoncia conseguimos grandes resultados, tanto estéticos como funcionales. Pero sobre todo, en los portadores más pequeños, es importante la colaboración de los padres en el mantenimiento y la higiene diaria.

Es muy importante un buen diagnóstico temprano. Los tratamientos de ortodoncia requieren de tiempo y cuanto antes comencemos, mejores resultados obtendremos.

Para ello utilizamos diferentes dispositivos (fijos o removibles) dependiendo de los casos y la edad.

Durante el tiempo que dure el tratamiento de ortodoncia debemos tener un especial cuidado con nuestros dientes y encías, con el fin de evitar posibles caries o enfermedad periodontal o de las encías.

Con los más peques siempre pido la colaboración de los padres en el mantenimiento y la higiene diaria. Por lo general, los niños pequeños suelen llevar disyuntores palatinos y barras transpalatinas, los cuales son muy retentivos y difíciles de limpiar debido a su diseño.

Mi recomendación es limpiar desde la encía hacia el diente, con movimientos precisos y de barrido, cepillando los dientes y el aparato de una vez. Es muy importante limpiar la zona palatina del disyuntor. Para ello aconsejo pasar un bastoncillo (oídos) por todo el área del paladar, pero sobre todo en la zona de ajuste.

Asimismo, recomiendo una pasta de dientes infantil, con los niveles de flúor ajustados a su rango de edad ―muy IMPORTANTE: 1000ppm de 0 a 2 años; 1450ppm de 2 años en adelante― apoyándola con un colutorio con flúor.

Con los niños más mayores y adultos los dispositivos de ortodoncia que más se utilizan dependiendo el tipo de caso son:

  • Ortodoncia fija (brákets + bandas) y ortodoncia removible (férulas alineadoras).

Para los portadores de ortodoncia fija tipo brákets recomiendo hacer un cepillado de encía a diente, incidiendo mucho en la zona de las bandas. Si utilizamos un cepillo manual el cepillado se debe hacer con movimientos de barrido (de arriba abajo).

En todo caso, mi recomendación para limpiar este tipo de ortodoncia es siempre la utilización de un cepillo eléctrico, ya sea rotacional o sónico.

Si elegís el cepillo rotacional, el cepillado deberá realizarse colocando el cepillo en ángulo de 45º a la altura de la encía y dejándole realizar el movimiento de cepillado durante unos segundos. Si utilizáis el cepillo sónico, el movimiento debe ser como con un cepillo manual; en este caso, la acción sónica acompañará al cepillo.

Usando este tipo de dispositivos conseguimos mejores resultados, ya que podremos llegar mejor a las zonas más inaccesibles, de nuestra ortodoncia, ya que suelen presentar diseños complejos.

Con este tipo de ortodoncia no podemos olvidarnos de los espacios interdentales. Aquí la recomendación son los cepillos interdentales y para ello valoraremos muy bien los diferentes espacios que presenta el paciente, a fin de indicarle los tamaños más adecuados a su caso.

 

Hay un complemento que me encanta recomendar, aunque no todos los pacientes siguen mi consejo: se trata de losirrigadores. Los irrigadores aportan el acabado perfecto en cualquier cepillado; pero con portadores de ortodoncia, estos dispositivos son imprescindibles, ya que obtendremos una limpieza óptima.

 

En cuanto a qué pasta utilizar, aconsejo  una pasta específica de ortodoncia junto con su colutorio, para potenciar el efecto. En ocasiones, si el paciente ha descuidado su mantenimiento, es necesario pautarle durante unos días un tratamiento con clorhexidina para reducir la inflamación y el sangrado de las encías.

En cuanto al mantenimiento tanto de disyuntores, de barras transpalatinas y de brákets es muy importante evitar masticar sustancias o alimentos duros y/o pegajosos como chicles, picos, quicos, caramelos, etc. que podrían provocar su rotura. Estos dispositivos no se deben manipular. Ante cualquier contratiempo, lo mejor es ponerse en contacto con la clínica.

Otro sistema de ortodoncia que se está utilizando mucho últimamente es la ortodoncia invisible (secuencias de férulas alineadoras).

En este caso, los pacientes no tienen ningún dispositivo fijo colocado en los dientes, salvo unos pequeños ataches de composite, por lo que la limpieza dental será igual que para los pacientes no portadores de ortodoncia. Con las férulas hay que tener especial cuidado a la hora de tomar bebidas como cafés, tés o infusiones, y de alimentos con color, ya que estas sustancias pueden teñirlas. Tampoco se debe comer con ellas, dado que podrían perforarse y dañarse.

Mi recomendación es limpiar las férulas diariamente con un cepillo especial para prótesis y un jabón neutro (de los que utilizamos para lavarnos las manos) y, una vez por semana, sumergirlas en un liquido desincrustante.

Y para su transporte es importante utilizar la cajita destinada a guardar las férulas, ya que de este modo evitaremos que las férulas se manchen o se pierdan y llevarnos un gran disgusto, porque las hemos perdido.

Más información:

Katia Merino

Katia Merino

Higienista dental.
Instagram: sonrieconmigoymas