8 abril, 2018

Laboratorios PHB y LADYBUG se unen para enseñar a los niños la aventura del cuidado bucodental

PHB Junior y Ladybug ayudan a los niños, a partir de los 6 años, a adquirir una rutina diaria de higiene bucodental de la forma más divertida. Los cepillos y pastas dentales, los enjuagues bucales y sus completos estuches harán que los más pequeños mantengan su boca limpia y cuidada estén donde estén.

Lo pequeños de la casa, al cumplir los 6 años, abandonan su etapa más infantil y empiezan a hacerse mayores. El colegio, las nuevas responsabilidades, las ganas de descubrir el mundo por sí mismos… Son solo algunos de los signos que empiezan a hacer evidente que se adentran en una nueva etapa. Su boca también experimentará cambios propios de esta edad y, por eso, PHB y Ladybug, con la gama PHB Junior, quieren acompañarlos en las nuevas aventuras que les están esperando.

La erupción de los dientes permanentes comienza generalmente a partir de los 6 años, por lo que los niños tendrán, hasta los 12 años, una dentición mixta en la que conviven los dientes de leche, o temporales, con los definitivos. Es importante prestar especial atención al cuidado de sus bocas para evitar la aparición de las caries -la principal patología que afecta a los niños de esta edad-  además de la irritación de las encías debido a la aparición de sus segundos dientes.

Por eso, en el nuevo reto de aprender a cuidar su boca, adquirir una rutina de higiene bucodental y descubrir lo importante que es mantener sus dientes limpios y sanos, la gama de PHB Junior y los personajes de Miraculous, serán los compañeros perfectos para conseguirlo juntos.

 

PHB Junior y Ladybug: la aventura de un cuidado bucodental completo

Marinette y Adrián no quieren perderse ninguno de los pasos de una higiene bucal completa y por eso acompañarán al niño en su cepillado, haciendo de esta rutina diaria un momento divertido gracias al diseño del cepillo dental PHB Plus Junior.

El cepillo dental PHB Plus Junior, tiene un cabezal pequeño que permite llegar a los rincones más escondidos y sus filamentos Tynex® redondeados limpiarán sus dientes respetando esmalte y encías.

Además, su capuchón protector lo mantendrá a salvo de factores contaminantes externos.

La pasta dentífrica PHB Junior está disponible en dos deliciosos sabores -fresa y menta- para que puedan elegir el que más les guste. Y PHB, junto con los superpoderes de Ladybug, ayudará al niño a vencer a sus enemigos gracias a su acción anticaries que protege sus dientes y refuerza el esmalte, haciendo que su boca esté limpia, fresca y sana.

Los niños crecen y, a partir de los 6 años, ya podrán completar la aventura de la rutina diaria de limpieza bucal con el enjuague PHB Junior y los personajes de Miraculous, aportando una protección extra contra las caries. Su suave sabor a fresa les encantará y no contiene alcohol.

¿Y si quieren un cepillo eléctrico como el de los adultos y seguir viviendo aventuras con Ladybug? ¡Ya están listos y sus superhéroes favoritos lo acompañarán!

El cepillo eléctrico PHB Junior Active ayudará a motivarles en su limpieza bucal garantizando además a sus padres, que la técnica utilizada en el cepillado es más correcta y eficaz.

Sus suaves filamentos de Tynex® y su movimiento oscilante rotatorio de 5600 rpm dejarán sus sonrisas relucientes. Además, podrán elegir el color que prefieran –rojo o azul- y decorarlo con las pegatinas de Miraculous que incluye para personalizar su cepillo eléctrico.

El cole, las excursiones, los campamentos o los viajes, son otras aventuras que los niños tendrán que vivir, pero no pueden ser una excusa para abandonar su rutina diaria de limpieza bucal. El neceser PHB Junior y el Kit PHB Junior, con Ladybug, podrán acompañarlos vayan a donde vayan, de una forma cómoda, protegida y ocupando poco espacio en sus pequeñas mochilas. ¡Marinette y Adrián estarán a su lado para seguir descubriendo juntos!