Blog | Cuida tu sonrisa

Hábitos diarios

¿Qué beneficios nos da una sonrisa alineada?

Antes de la irrupción del cuidado dental diario, los dientes tendían a enfermar y a perderse, con lo que pocas personas mantenían sus dientes durante toda la vida. Pero actualmente, con la generalización del cuidado dental, cada vez somos más conscientes y nos preocupamos más por la salud y el aspecto de nuestros dientes. 

De este modo, el hecho de tener los dientes bien alineados ha pasado de estar en un segundo plano a ser algo importante para la estética de las personas. Pero además de ser beneficioso para la imagen, también tiene beneficios para la salud.

Tener los dientes alineados, no sólo hará que nos sintamos más seguros de nosotros mismos aumentando nuestra autoestima, también hará que placa bacteriana en los dientes. Al tener una correcta mordida, podremos masticar mejor los alimentos, y por consiguiente, facilitaremos el proceso de digestión, por lo que las vitaminas de los alimentos tendrán una mejor absorción y estaremos más sanos.

A continuación voy a detallar los beneficios que tiene una sonrisa adecuadamente alineada:

–  Encías más sanas:

Cuando los dientes están alineados, las encías están más ajustadas alrededor de los dientes, lo que ayuda a mejorar la salud de las mismas. Además, ayudan a minimizar la acumulación de placa bacteriana en los dientes, previniendo así la caries dental y la aparición de gingivitis y periodontitis.

–  Masticar bien:

Cada vez que muerdes, tus dientes tienen que aguantar mucha presión. En caso de que estén mal alineados, eso puede provocar una distribución desigual de las fuerzas masticatorias, que tiene consecuencias tanto en el desgaste de los dientes como en el resto del sistema masticatorio (traumatismos dolorosos en los huesos de apoyo y en las articulaciones). Alinear tus dientes, te puede ahorrar este problema.

–  Hablar mejor:

Nuestra pronunciación está directamente ligada a los dientes. Por ello, problemas como los diastemas (dientes espaciados), mordidas cruzadas, ausencias dentales, apiñamiento… pueden afectar a nuestra manera de hablar, y por tanto, a nuestra manera de expresarnos. Estos problemas de dicción sobretodo a edades tempranas pueden ser muy bochornosos.

–  Mejora la digestión de los alimentos:

A todos nos han dicho de pequeños “¡mastica bien, sino te sentará mal la comida!”, y esto es totalmente cierto, pero ¿qué ocurre si tus dientes por estar mal alineados, no trituran bien la comida? Será como si no hubieras masticado correctamente. Unos dientes bien alineados trituran bien la comida, en cambio una boca mal posicionada, hace que los alimentos lleguen a nuestro sistema digestivo vagamente triturados, de manera que aumenta la secreción ácida del estómago para poder digerir todo el bolo alimenticio, pudiendo ocasionar problemas tan comunes como la acidez de estómago, el reflujo,…

–  Más beneficios:

Está comprobado que cuando tienes unos dientes sanos, sonríes con mayor espontaneidad, muchas más veces y siempre querrás mostrar tus dientes. Entonces al sonreír también obtendrás muchos más beneficios, entre ellos:

Liberas endorfinas, hormonas que hacen que tengas menos estrés.

*  Ayuda a fortalecer los músculos del cuerpo y a que respires mejor.

*  Liberas emociones y te hace más atractivo/a.

*  Mejorar la estética facial. En muchos casos, al alinear los dientes, la posición de los labios y el perfil, mejoran.

Si pensabas que el tratamiento de ortodoncia era caro, ahora sabes que con él no solo estarás haciendo una inversión para mejorar tu imagen, sino que estarás mejorando tu salud.