Blog | Cuida tu sonrisa

consecuencias de no masticar bien la comida
Hábitos diarios

¿Qué influencia tiene la alimentación en la salud bucodental?

Es bastante habitual que asociemos nuestra salud bucodental al número de caries que padecemos.

La razón es sencilla, los hábitos de higiene son mejores y más extendidos culturalmente.

Hemos incorporado, por ejemplo, en nuestros hábitos diarios enjuagues bucales y pastas de dientes con la cantidad de flúor necesarios para una buena salud bucodental, también para los más pequeños de la casa.

No obstante, otros factores, como la alimentación también son muy importantes a la hora de causar caries.

Pero… ¿qué es  la caries?

Las caries son perforaciones que se producen en la estructura de los dientes. Una de las razones fundamentales que se produzca la caries es una dieta rica en azúcares. Muchas  bebidas o alimentos que contienen azúcares pueden fomentar la aparición de caries. ¿Por qué? Porque las bacterias pueden fermentar los azúcares que ingerimos con la dieta. Este proceso da lugar a ácidos que producen la desmineralización del esmalte dental y, a largo plazo, puede provocar la perforación y la temida caries.

Cuanto más tiempo mantengamos una alimentación rica en azúcares o una higiene bucal pobre, mayor es la probabilidad que tienen las bacterias para proliferar y favorecer la aparición de caries.

La alimentación y nuestra salud dental

Una alimentación adecuada será determinante en la aparición de caries y de infecciones bucodentales. Debemos recordar que una dieta rica en carbohidratos, influye directamente en el riesgo de caries.

Además, no sólo es importante el tipo de alimento, sino también el momento y la frecuencia de la ingesta. Los productos más azucarados son más nocivos para nuestros dientes si los tomamos entre horas, y de menor impacto si los ingerimos durante la comida.

Tipos de alimentos a evitar:

  • Alimentos de consistencia blandos o muy adhesivos: Los alimentos muy pegajosos o de difícil masticación pueden quedarse entre nuestros dientes y por lo tanto, afectar más tiempo a la estructura dentaria.

 

  • Refrescos o bebidas azucaradas: Este tipo de bebidas contienen un porcentaje muy elevado de un tipo de azúcares refinados que pueden intervenir negativamente en la aparición de caries.

 

  • Alimentos ácidos: Los alimentos con pH ácido provocan la erosión del esmalte y a la larga pueden favorecer la aparición de hipersensibilidad dental.

 

¿Qué te recomendamos que incluyas en tu dieta?

Una dieta saludable y variada con un aumento de la ingesta de agua será suficiente para que conjuntamente con una higiene adecuada, tu cavidad bucal y tus dientes permanezcan sanos.

Los nutrientes fundamentales y otras vitaminas importantes para preservar la salud dentaria son:

  • El calcio y Vitamina D: son importantes en el periodo de formación de los dientes
  • Flúor: para su protección
  • Vitamina C y K: ayudan a evitar la gingivitis
  • Vitamina A: Favorecer la síntesis de esmalte
  • Vitamina B2: Proteger de aftas, úlceras o descamación de la mucosa de la cavidad oral, la lengua o los labios

Por lo tanto, debemos cuidar nuestra alimentación ya que tiene una conexión directa con las enfermedades bucodentales. Una dieta variada nos ayudará no sólo a encontrarnos mejor sino con nuestra salud bucodental.