Blog | Cuida tu sonrisa

tecnicas para combatir el mal aliento
Hábitos diarios

Técnicas para combatir el mal aliento

La halitosis es uno de los problemas bucales más comunes. Es muy incómodo, ya que, además de las molestias que puede causar, también puede provocar cierta inseguridad en sus relaciones a la persona que lo sufre, por no hablar de las reacciones de la gente que lo percibe cuando esta persona ni siquiera nota que tiene un problema. Aún así, es un problema que, generalmente, tiene una fácil solución. A continuación te damos algunos consejos para mantener siempre un aliento fresco.

Los métodos que se pueden emplear para combatir la halitosis dependerán de cuál es la causa que la provoca:

  • La halitosis temporal, producida por la ingesta de ciertos alimentos (alcohol, cebolla, ajo, u otros alimentos de sabor y olor intenso) o por fumar puede evitarse o bien no tomando estos alimentos, como es lógico, o cepillándose la boca (dientes y lengua) con pasta dental, y a ser posible con un enjuague bucal, inmediatamente después de haberlos comido. El uso de chicles, preferiblemente de xilitol, también puede ser eficaz.
  • En un 60-80% de los casos de halitosis crónica, esta es consecuencia de un exceso de bacterias en la cavidad bucal, producidas por la descomposición de los restos de comida, que puede acompañarse de la presencia de caries, gingivitis, enfermedad periodontal, sangrado de las encías, etc. En estos casos el tratamiento de la halitosis debe ser tratar estas enfermedades consultando con tu odontólogo.

Una higiene dental correcta, con cepillado tres veces al día y, si es posible, después de las comidas y antes de acostarse (siento esta la parte más importante para eliminar la halitosis ya que disminuye el flujo salival durante la noche, y comienza el mecanismo de putrefacción de las bacterias), el uso de enjuagues bucales apropiados, hilo dental y limpiezas profesionales periódicas, no sólo hará desaparecer la halitosis sino que además la prevendrá al evitar la aparición de caries o gingivitis. Los chicles de xilitol tiene un efecto bacteriostático (impiden el crecimiento de las bacterias) por lo que son útiles para combatir la halitosis y la formación de placa dental, aunque has de tener en cuenta que ni los colutorios ni los chicles pueden suplantar totalmente el cepillado con pasta dental. Además, existen sprays bucales que te ayudan a tener un aliento fresco estés donde estés.

No debemos olvidar que la halitosis puede ser un síntoma de enfermedades no bucales, como por ejemplo gastritis crónica, así como por medicamentos para tratar diferentes patologías. Por este motivo, primero hay que descartar la presencia de infecciones bucales. Si el motivo de la halitosis no reside en la boca, deberemos acudir al médico para estudiar cuál es la causa y poner el tratamiento oportuno.