Blog | Cuida tu sonrisa

Pequeñas sonrisas

Trucos para enseñarle a los niños a lavarse los dientes

El curso pasado hicieron una actividad en la clase de mi hija pequeña. Una enfermera fue y con los niños preparó pasta de dientes casera para que pudiesen llevársela. Aunque utilizó productos que no tenemos en casa habitualmente, lo cierto es que aquella pasta que prepararon tenía un sabor riquísimo e incentivó un montón a los niños a lavarse los dientes.

Una de las cosas que más me interesó del taller fue que les enseñó a lavarse los dientes en condiciones. Y lo hizo, cómo no, de una manera divertida, que es como hay que hacer estas cosas. Los niños la imitaban con el dedo como si se los estuvieran cepillando de verdad. Ella lo que hacía era cantar una canción. Era una Supercalifragilisticoespialidoso versión dientes. El estribillo duraba lo justo para que cantado 5 veces les diera para estar 2 minutos más o menos cepillándoselos. Un estribillo para cada lado, que incluía cepillados de la parte exterior, interior y de la superficie de las muelas y el último para la lengua, que también hay que limpiarla.

Al final para enseñarles a los niños a lavarse los dientes hay que utilizar recursos para que aquello lo vean como un juego y no como un sufrimiento.

Algunas sugerencias:

–       Inventarnos el juego de la carrera. Nuestro cepillo de dientes es un coche que tiene que pasar por todas y cada una de las partes de nuestra boca para dejarlas limpias y relucientes.

–       Practicar el cepillado de dientes con los juguetes. Seguro que el muñeco favorito de vuestros hijos también se tiene que lavar los dientes, así que ¿por qué no utilizarlo como conejillo de indias para que vuestro hijo practique?

–       Utilizar una app. Existen varias disponibles tanto para Apple como para Android. En este enlace podéis encontrar unos cuantos.

–       Usar el cronómetro de un juego. Muchos juegos de mesa incorporan relojes de arena o similares. Podemos utilizar uno de ellos y convertirlo en un ritual.

Sólo un par de cosas más.  Es importante dejarles practicar solitos. Los niños tienen que aprender a hacer las cosas sin ayuda. Pero esto no está reñido con ir nosotros detrás, cuando han terminado a repasarles hasta que tengan la autonomía suficiente como para hacerlo ellos sin ayuda.

Y por supuesto, el mejor truco para que aprendan es vernos a nosotros hacerlo.  ¿A que estáis de acuerdo?