Blog | Cuida tu sonrisa

Hábitos diarios

Un regalo original y útil para estas navidades

Hay veces que por mucho que nos rompamos la cabeza nos resulta imposible encontrar un regalo adecuado para algunos adultos: padres, tíos o amigos con pocas aficiones, o de los que tienen ya de todo. Llega un momento en que ya les hemos regalado colonias, corbatas, libros, bolsos y pañuelos, y no sabemos cómo hacer este año para agradarles.

Tranquilos, tenemos la solución, y os va a gustar. Se trata de un producto que, aunque no suele estar en las listas de regalos estrella (todavía), es una buenísima idea para regalar. Es algo que, por lo general, no posee todo el mundo. Es útil, saludable, y muy práctico. Y es la típica herramienta que, una vez descubres, no quieres desterrar de tu casa.

Se trata de un irrigador bucal, la herramienta que pone el broche de oro a nuestra higiene bucal. Un aparato sencillo de usar, pequeño y muy útil. Hasta no hace mucho era una herramienta exclusiva de los dentistas, pero desde hace algunos años se ha comercializado con una gran acogida.

El sistema no es complejo: el irrigador bucal ‘dispara’ un chorro pulsátil de agua a presión que limpia en profundidad dientes y encías. Es un complemento del cepillado, ojo, no un sustitutivo.

El irrigador elimina la placa dental en aquellas zonas más difíciles de acceder con el cepillo, el hilo dental o los cepillos interdentales, lo que ayuda a prevenir, por ejemplo la periodontitis, las caries o la halitosis.

Precisamente para aquellos que sufren sangrado de encías es una herramienta utilísima, ya que el irrigador proporciona un efecto masaje que ayuda a disminuir el sangrado. Además, supone un plus para quienes llevan implantes u ortodoncia, subsanando sus frecuentes dificultades para mantener una higiene bucal óptima.

Es una herramienta sencilla de usar, un regalo válido para cualquier persona que, además, cuidará su salud.

Los irrigadores pueden utilizarse con agua o enjuague bucal combinados, y suelen tener varias boquillas que ofrecen diferentes flujos de expulsión del agua y en función de las necesidades de cada boca.

Al igual que en su día los cepillos de dientes eléctricos pasaron de las clínicas especializadas a los hogares de la gente, el irrigador va por ese camino y cada vez más personas optan por mantener en casa una limpieza lo más profesional posible en su rutina diaria.

Por eso este regalo, además de original y útil, será un regalo visionario. En las próximas Navidades cada vez se envolverán más irrigadores para sacar las sonrisas más relucientes de nuestros seres queridos. No te lo pienses más, sorprende a todos, y sobre todo al destinatario del regalo, con un presente original, saludable y útil en estas Navidades.