Blog | Cuida tu sonrisa

Hábitos diarios

Beneficios del irrigador bucal

Chorro de agua pulsátil a presión sobre dientes y encías. Esa es la función principal del irrigador bucal y tiene un montón de propiedades beneficiosas para nuestra boca.a. Un instrumento clave en la higiene bucal profesional que da el salto a los hogares y que  tiene efectos muy beneficiosos para la salud dental, ¡aquí te los contamos!

PHB Aqua Jet, el irrigador bucal de PHB

Después de conocer las propiedades de este producto, es importante saber cómo se utiliza. Ahí va paso a paso:

1. Antes o después de cepillarse los dientes, llega el turno de la limpieza interdental. Hilo, seda, cepillos interdentales… la opción que necesite  cada uno.

2. Llega el momento del irrigador bucal. Rellena su depósito con agua, según tus preferencias y necesidades.

3. Coloca la boquilla en el irrigador bucal, presiona el botón de encendido y recorre todos los márgenes entre las encías y los dientes y también los espacios interdentales. Es recomendable empezar con una presión baja e ir subiéndola hasta conseguir la fuerza deseada.

4. Detente varios segundos sobre cada diente y asegúrate de utilizarlo en todas las piezas dentales. Si vas en orden no te saltarás ninguna.

5. ¡Tu boca ya está perfectamente limpia! Llega el turno de limpiar y recoger nuestro irrigador bucal. Para ello, retira la boquilla, límpiala y sécala. Haz lo mismo con el depósito. ¡Listo! Un paso más en tu rutina de higiene bucal que marcará la diferencia.

Beneficios del irrigador bucal

  • Menos placa dental. Los irrigadores eliminan más fácilmente la placa dental, sobre todo en las zonas donde el cepillo no puede llegar. Es el complemento perfecto para la limpieza interdental.
  • Encías más sanas. Como consecuencia de la disminución de placa bacteriana, la inflamación y el sangrado de las encías también se reduce. Esto ayuda a prevenir enfermedades de las encías como la gingivitis o la periodontitis. 
  • Más sensación de limpieza. Es el complemento perfecto para la rutina de higiene bucal. Después del cepillado, aplicar agua o enjuague bucal a través del irrigador nos permitirá conseguir una limpieza más profunda, gracias a su chorro de agua pulsátil, que ayuda a eliminar placa o restos de comida que el cepillado no ha podido eliminar.
  • Más frescor. Los irrigadores bucales también refrescan la boca..

¿Quiénes se verán más beneficiados?

El irrigador bucal beneficia a todo tipo de usuarios, pero hay determinadas personas con necesidades especiales que notarán una clara mejoría tras incorporar este aparato a su rutina diaria- 

  • Personas con periodontitis. Aquellos pacientes tratados contra la periodontitis encontrarán en este dispositivo un aliado. Les ayudará a reducir la inflamación gingival, el sangrado.
  • Pacientes con ortodoncia. Aunque la ortodoncia aporta numerosos beneficios para la boca, es difícil mantener una higiene bucal óptima a causa de los brackets. El irrigador minimiza el sangrado y la inflamación que causan y mejora la limpieza interdental y la de los rincones más inaccesibles.