Blog | Cuida tu sonrisa

Pequeñas sonrisas

De compras con los peques, hoy elegimos su cepillo

¿Eres de las que compra champús y geles sin mirar las propiedades? ¿O eres de las que, como yo, mira para que tipo de piel, cabello, valoras si es adecuado? Si hacemos eso, ¿porque la mayoría de nosotros a la hora de elegir un cepillo de dientes sólo miramos que su color no coincida con el de nuestra pareja? Es un error y de los grandes; debemos mirar mucho más que el color a la hora de elegir un cepillo de dientes adecuado para cada uno de nosotros.

Y claro, si hemos de mirarlo para nosotros, hay que hacerlo más aún cuando se trata del cuidado dental de los pequeños, cuyos dientes están empezando a formarse. ¿Cuáles son los factores a tener en cuenta a la hora de elegir el cepillo de dientes de los peques de la casa?

Lo primero es elegir un cepillo adecuado para la edad de nuestro peque. Hoy por hoy encontramos en el mercado cepillos adaptados a cada tramo de edad. Por ejemplo, el cepillo de los más peques de la casa tiene un mango más grueso, simplemente porque para ellos será más fácil su sujeción y se adapta de mejor manera a sus capacidades motoras.

Los cabezales de los cepillos infantiles son más pequeños, los de edades más tempranas suelen ser redondeados. Su motricidad no está aún bien desarrollada para llegar a toda la cavidad bucal, por lo que un cabezal pequeño le facilita llegar a más rincones en sus pequeñas bocas.

La suavidad de los filamentos es otro punto importante a tener en cuenta: deben ser suaves o podrían dañar sus encías.

Si tu peque ya ha cumplido los 6 años ya puede comenzar a usar cepillo eléctrico, lo que le facilitará el cuidado de sus dientes y encías.

Y, por último, pero no menos importante, conviene dejarlos elegir entre los modelos adecuados a su edad. Es importante, aunque nos parezca una tontería, que sea un modelo atractivo para ellos, especialmente si a nuestro peque no le atrae la hora del cepillado. Yo en ese sentido tengo suerte, mi piojo es un cepichista (si los académicos se han inventado amigovio yo me invento  cepichista, ja ja ja), de hecho, ahora mismo tiene tres cepillos de dientes en su baño.