Blog | Cuida tu sonrisa

Salud bucal

Tercer paso: No olvides la limpieza interdental

La limpieza interdental es una parte fundamental de la rutina diaria para nuestra higiene bucodental. El cepillo de dientes no alcanza el 100%  la superficie dental, por lo que hilos, sedas y cintas y los interdentales  serán de gran ayuda para alcanzar una limpieza del completa.

En ocasiones, la limpieza interdental no se realiza debido a que puede resultar difícil o porque produce dolor o sensibilidad.

Cómo reducir las molestias durante la limpieza interdental

  • Técnica incorrecta: puede que el dolor esté provocado por realizar una técnica errónea. Si no tenemos cuidado, podemos dañar las encías. El correcto uso de hilo consiste en introducirlo y quitarlo con un movimiento de sierra, con especial suavidad cuando nos acerquemos a la encías.
  • Gingivitis: Si tenemos gingivitis, dejar de utilizar interdentales será contraproducente, ya que una mayor acumulación de placa lo puede agravar. Por ello, debes intentar realizarla de manera más suave o consultar con tu dentista.
  • Tamaño del espacio interdental: Si los dientes están demasiado juntos puede complicarse el uso de interdentales. En este caso, lo más recomendable es utilizar hilo dental en lugar de un cepillo interdental. Debemos cortar unos 50 cm de hilo, tensarlo entre los dedos y realizar movimientos en zig-zag desde debajo de los dientes hacia la encías.

¿Cuáles son los interdentales de la gama PHB?

  • Hilo dental: Disponible con cera, con flúor y en formato hilo, cinta o seda. La elección depende de las preferencias de cada persona.
  • Interdental recto: Con filamentos de Tynex® de color blanco para comprobar el posible sangrado de las encías y filamentos de color negro para comprobar la eficacia en la eliminación de placa bacteriana. El mango liso impide la acumulación de gérmenes.
  • Interdental 90º: Similar al anterior, pero con el cabezal en un ángulo de 90º, ideal para llegar a los espacios que quedan entre los molares y premolares. La elección de uno u otro depende de que resulte más cómodo para el usuario.
  • Flexi: Interdental de doble acción. Por un lado, tiene los filamentos de Tynex® para la limpieza interdental. Por el otro, tiene una punta flexible de plástico para eliminar restos de comida sin dañar los dientes ni las encías.
  • Flosser y Flosser Plus: Aplicadores de hilos dentales que se utilizan de una manera más cómoda. Se recomienda para facilitar la limpieza interdental en general.
  • Flosser Infantil: Un aplicador de hilo dental diseño para proporcionar una limpieza más fácil de los espacios interdentales de los más pequeños.

Si sigues teniendo molestias al utilizar interdentales, consulta con tu dentista para que te recomiende el mejor producto para tu caso concreto. Además, no olvides realizar, al menos, una limpieza bucal al año en tu dentista para tener una boca sana y cuidada.