Blog | Cuida tu sonrisa

Hábitos diarios

¿Sabes cuáles son las vitaminas más importantes para tu salud bucal?

Seguramente habrás oído alguna vez que minerales como el calcio y el fósforo son esenciales para unos dientes fuertes y sanos.

Pero, ¿sabías que ciertas vitaminas también juegan un papel clave en nuestra salud bucodental?

Las vitaminas más importantes para tu salud bucal

  • Vitamina D. Al estar involucrada en el proceso de absorción del calcio en nuestro organismo, la vitamina D resulta fundamental para mantener unos huesos y dientes fuertes.

Además de poder obtener esta vitamina a través de la exposición solar, el pescado azul (salmón, atún, sardinas, caballa, etc.), los lácteos, los huevos y las setas también la contienen.

  • Vitamina K. Estudios recientes han demostrado que la vitamina K está directamente involucrada en la formación ósea y la mineralización de nuestros dientes. Además, contribuye en la prevención de la gingivitis.

Por ello, conviene incluirla en la dieta a través de alimentos como las hortalizas de hoja verde (espinacas, acelga, lechuga, col, etc.), verduras como el brócoli, la coliflor y el repollo, así como el pescado, la carne y los huevos.

  • Vitamina C. Sin unas encías sanas y fuertes, es imposible tener una correcta salud bucodental. Por ello, conviene seguir una dieta rica en vitamina C.

Estudios recientes, además, apuntan que este nutriente sería esencial para mejorar los mecanismos de defensa de la cavidad oral y, por tanto, en la preservación de los tejidos periodontales. De este modo, la vitamina C nos protege de las enfermedades de las encías como la gingivitis o la periodontitis.  

Son alimentos ricos en vitamina C los cítricos, los pimientos rojos y verdes, los tomates, el brócoli y las verduras de hoja verde.

  • Vitamina A. Se trata de un nutriente esencial para nuestros dientes,  porque ayuda a mantener sanos los diferentes tejidos que forman nuestra dentadura, así como la mucosa bucal y favorece la síntesis del esmalte. Además, se asocia la deficiencia de vitamina A con la presencia de llagas o aftas bucales y los labios secos.

Podemos aportar esta vitamina a nuestra dieta a través del consumo de frutas y  verduras, así como de productos de origen animal como la ternera, el pollo, el pavo o el pescado.

  • Vitaminas del grupo B. Estas vitaminas están relacionadas con la producción de nuevo tejido gingival, por lo que favorecen la salud de las encías. De hecho, una dieta pobre en vitamina B12 puede agravar una gingivitis o periodontitis ya existente. Por su parte, la falta de vitamina B2 está relacionada con la aparición de úlceras bucales o labiales y alteraciones en las mucosas, la lengua o los labios.

Son una fuente importante de vitaminas B el pescado, la carne, los huevos, los lácteos, los vegetales de hojas verdes y las legumbres.

  • Vitamina E. Gracias a su poder antioxidante, la vitamina E ha demostrado en diferentes estudios ser eficaz en el tratamiento de lesiones de la mucosa bucal, así como en la prevención del cáncer oral.

Podemos obtener la vitamina E a través del consumo de nueces y semillas, aceites vegetales y verduras de hojas verdes.

Así pues, trata de seguir una dieta equilibrada y lo más variada posible para asegurarte de incluir todas estas vitaminas tan importantes para tu salud bucal.