Blog | Cuida tu sonrisa

Hábitos diarios

¡Hazme reír! La simetría de las sonrisas

Que las sonrisas conquistan no es ningún secreto, pero ¿por qué nos llaman la atención? La sonrisa es una de las expresiones emocionales que emitimos con más frecuencia cuando interaccionamos con los demás, causando una primera impresión que impacta en propios y extraños. Nos dan confianza, pistas de cómo puede ser la otra persona, pero también pueden causarnos una mala impresión.

A la hora de relacionarnos con los demás, una sonrisa bien cuidada y simétrica causará siempre una buena impresión, ya que los seres humanos percibimos la simetría en los otros como un síntoma de salud que nos atrae. El investigador especialista en Biología de la evolución, Randy Thornhill, explica que “los humanos perciben la simetría como criterio para la selección de parejas para la reproducción, pues tener frente a ti a alguien simétrico implica cierta salud genética”.

En esta misma línea, algunos investigadores apuntan a que los rostros más simétricos nos resultan más atractivos, aunque sin necesidad de llegar a una simetría exacta. En cambio, los rasgos asimétricos muy marcados tienden a producir signos de rechazo. Conclusiones de las que se traduce la atracción que sentimos por una sonrisa simétrica.

Una sonrisa cuidada es una sonrisa sana

Nuestra sonrisa es una carta de presentación, que proyecta aquello que queremos que los demás piensen de nosotros, y puede tener un impacto en nuestra autoestima. Por lo que, tener seguridad al sonreír y causar una buena impresión, pasará por prestar atención a la estética de la sonrisas y cuidar de nuestra salud bucodental.

Mantener una buena salud bucodental eliminando la placa bacteriana y evitando la formación de sarro, puede prevenir la aparición de caries y de enfermedades periodontales que afecten tanto a la estética como a la funcionalidad dental. Por ejemplo, la aparición manchas en los dientes puede conllevar inseguridad o malestar a la hora de sonreír.

¿Cómo cuidar nuestras sonrisas?

  1. La prevención, como en otros aspectos de nuestra salud, es clave para la salud bucal.

Acudir al dentista e higienista dental con regularidad y realizar limpiezas bucales periódicas, puede evitar que surjan enfermedades, así como detectarlas a tiempo. Además, mantener una dieta saludable proporciona los nutrientes necesarios para ayudar a prevenir enfermedades periodontales.

Una alimentación saludable le sienta bien a tu sonrisa

  1. La higiene, va de la mano de la prevención.

Para una higiene bucal adecuada, se recomienda cepillarse los dientes con una pasta dental con flúor, entre dos y tres minutos, tres veces al día o después de cada comida. Además de utilizar el hilo dental o cepillos interdentales diariamente para eliminar la placa en los lugares a los que no llega el cepillo. Y no olvidar que el enjuague bucal es el complemento perfecto para una higiene bucal completa.

  1. Por último, la estética también cuenta.

Es posible mejorar el tono de nuestros dientes mediante tratamientos específicos como el blanqueamiento dental o la utilización de carillas laminadas. Con la utilización diaria de dentífricos con acción blanqueadora, como PHB White, podemos devolver a nuestros dientes su blancura natural. Por otro lado, para corregir algunas patologías bucales como la alineación dental, los espacios interdentales o el apiñamiento de los dientes, el tratamiento ortodóntico nos aportará soluciones.

En una sonrisa cuidada y sana, la funcionalidad y la estética se interrelacionan: ¡Una apuesta segura para mostrar tu mejor sonrisa!