el blog

Cuida

tu

sonrisa

Ideas para sustituir caramelos en Halloween

Halloween es una celebración cada vez más extendida en España. Además de los disfraces, un clásico de esta fiesta son los dulces. Especialmente los niños, que visitan todas las casas del vecindario al grito de: ¡Truco o trato! Con la intención de llevarse la mayor cantidad de caramelos. Para evitar que se pasen con el azúcar (algo que no le hará ningún bien a sus dientes) te proponemos diferentes recetas saludables para la noche de las brujas.

Fruta decorada a modo de fantasmas, calabazas y arañas

La fruta no es el alimento preferido de los niños, eso es así. Pero las cosas atractivas siempre les entran por los ojos. Cortando un plátano en dos y añadiendo a cada parte un par de ojos con chocolate fundido, lo asemejaremos a un fantasma. Añadiendo un tallo verde a una mandarina pelada conseguiremos una calabaza y con una uva morada y varias uvas pasas seguidas a modo de patas, una tenebrosa araña.

Tortitas tela de araña

No tiene más misterio. Solo son dos cambios respecto a la receta original de las tortitas. En primer lugar, sustituye el azúcar por algún endulzante que no sea agresivo para los dientes (o reduce mucho su cantidad). Después, para darle forma de tela de araña, lo más sencillo es recortarla una vez que la sacamos de la sartén. Decórala con un poco de sirope (bajo en azúcares), ¡y listo!

Sandwich-monstruo

Los ingredientes de siempre con diferentes cortes. Recorta el pan de molde en forma de círculo, el queso en zigzag y crea rollos con el jamón cocido. Móntalo en el orden de siempre y clava un par de aceitunas encima a modo de ojos. ¡Ya tienes tu monstruo!

Pizza-momia

¡No tiene pérdida! Coge varias rebanadas de pan de molde, unta tomate frito, coloca tiras de queso por encima que emulen unas vendas y añade un par de aceitunas negras a modo de ojos. Hornéalo durante unos minutos… ¡Y listo! Puedes añadir orégano sobre el tomate para darle más sabor a pizza.

Pimientos-momia

El resultado es similar al anterior, pero los ingredientes son diferentes. Parte los pimientos la mitad, lo más recomendable es que sean pequeños. Rellénalos de queso o lo que más te guste y pon tiras de hojaldre por encima (¡puedes comprarlo ya preparado!) a modo de vendas. Hornéalo hasta que se dore y ya lo tienes. Puedes colocar ojos de mentira o aceitunas.

Hamburguesas-calabaza

¡Es una cheeseburguer decorada! Primero se coloca la parte de abajo del pan, después la carne y encima una loncha de cheddar con la cara de una calabaza recortada, ¡no tardarás nada! La parte de arriba del pan puedes ponerla al lado para

Como ves, son recetas súper sencillas que se pueden realizar con la ayuda de los más pequeños. ¡No hace falta atiborrarse de azúcar para celebrar Halloween! De todos modos, no olvidéis lavaros los dientes después de tan contundente merienda.

Pequeñas sonrisas 16 octubre, 2018

Te puede interesar