Blog | Cuida tu sonrisa

Propósitos año nuevo
Hábitos diarios

Propósitos de año nuevo

Cada año lo comenzamos de la mejor manera. Nos llenamos de buenos propósitos con los que mejorarnos a nosotros mismos tanto por dentro como por fuera: aprender algún idioma, viajar más, hacer ejercicio…

Todos ellos son buenos por separado, pero, ¿sabías que también muchos de ellos influyen en tu salud bucal?

Por ejemplo, dejar de fumar. Dejar el tabaco puede cambiar drásticamente la salud de tus encías, reduciendo las posibilidades de sufrir periodontitis o gingivitis. También se te resecará menos la boca, por lo que mejorará considerablemente tu aliento. Y, por supuesto, disminuirá considerablemente el riesgo de sufrir cáncer bucal. Como dato curioso, los fumadores tienen 1,5 más de probabilidades que los ex-fumadores de sufrir al menos 3 enfermedades relacionadas con la salud bucodental, como por ejemplo caries, enfermedad periodontal y cáncer bucal.

Otro de los propósitos que puede mejorar considerablemente la salud de tu boca es llevar a cabo una alimentación sana. Al consumir demasiado azúcar y alimentos o bebidas ácidos, se incrementa el riesgo de sufrir caries dental. Además, si tu alimentación carece de ciertos nutrientes, es posible que los tejidos de la boca (dientes, encías…) se vean dañados, pudiendo llevarte a desarrollar enfermedades en las encías, e incluso a perder algún diente. Si evitas picar entre horas, consumes suficiente agua y llevas una alimentación variada de cada uno de los grandes grupos específicos de alimentos (cereales, frutas, hortalizas, proteínas, lácteos y legumbres), tendrás una boca sana durante mucho más tiempo.

También el deporte está íntimamente relacionado con la salud bucal, solo que en este caso es esta última la que influye negativamente sobre hacer deporte. Para empezar, una inadecuada higiene bucal puede provocar dolores musculares en la espalda, así como una respiración inadecuada, lo que hace que los músculos no se oxigenen correctamente.  Incluso se pueden dar problemas de equilibrio, lesiones, dolor de cabeza y calambres, según una investigación llevada a cabo por el equipo médico del FC Barcelona en 2003.

Por último, otro de los propósitos de año nuevo relacionado con la salud bucal es, obviamente, mejorar la de uno mismo. Para esto te recomendamos que visites a tu dentista y que te realice un chequeo, así como una limpieza, y que te cepilles los dientes después de cada comida, y completes tu limpieza con hilo dental y enjuagues bucales.

Son muchos los nuevos propósitos que nos trae 2015, y muchos de ellos están directamente relacionados con tu salud bucal. ¿Y tú? ¿Estás listo para afrontarlos este año y no parar de sonreír?