Blog | Cuida tu sonrisa

Hábitos diarios

¿Sufres Odontofobia?

¿Sabías que el miedo al dentista es una de las 10 fobias más comunes de la sociedad?

¡Afecta a más de un 15% de la población! Por ello, muchas personas evitan acudir a la consulta del dentista de forma regular, provocando grandes daños en su boca.

Para poder terminar con la odontofobia, lo primero que tenemos que saber es de dónde proviene ese miedo. La causa más habitual es el recuerdo de alguna experiencia traumática anterior, especialmente en la infancia, debemos ayudar a nuestros hijos a afrontar la visita al dentista.

También es importante diferenciar la ansiedad de la fobia. La ansiedad consiste en sentir intranquilidad o algo de miedo por acudir al dentista, pero sin afectar a la vida diaria de una persona. En cambio, la fobia es un miedo incontrolable que impide al paciente visitar al dentista durante largos periodos de tiempo, lo que puede dar lugar a que no se detecten  enfermedades bucales, por no acudir a tiempo.

Estos pacientes, por lo general, piensan que el dentista va a provocarles daño o dolor durante la revisión. Sin embargo, el odontólogo puede realizar un estudio del estado de la boca del paciente, evitar futuras enfermedades o un tratamiento.

Además, muchos tratamientos que pudieran ser dolorosos se realizan con anestesia.

¿Qué puedo hacer para frenar la fobia?

Es importante acudir a un dentista que sea adecuado para ti, que te haga sentir cómodo, que entienda tus miedos y que te explique claramente qué procedimientos va a seguir. Puedes preguntar a familiares y amigos para que te recomienden un profesional de confianza.

Si en algún momento de la visita te sientes incómodo, haz una señal a tu dentista para que pare o sea más delicado.

Por último, convierte las visitas al dentista en un hábito, ya que las actividades rutinarias nos resultan más fáciles de afrontar.

La sedación consciente

La sedación consciente es una técnica que disminuye la tensión nerviosa y la ansiedad que afecta al paciente durante el tratamiento. Es una técnica intravenosa (es la administración directamente en la vena a través de una aguja) que no presenta efectos secundarios. Puede ser una solución muy efectiva contra el miedo al dentista, ya que evita sentir dolor y ansiedad durante la visita, aportando relajación. Pero por supuesto, será tu dentista quién crea oportuno esta técnica, ¡Pregunta a tu dentista!

Odontofobia en niños

También existen pacientes con odontofobia que no han estado en un dentista con anterioridad, como los niños.

La razón más habitual es que los padres transmitan este miedo a los hijos, ya sea porque les dicen abiertamente que también tienen miedo o porque, en algunas ocasiones, utilicen la visita al dentista como una amenaza o castigo para el pequeño.

Es importante que los niños acudan al dentista desde una edad temprana para que forme parte de su vida y lo normalicen. También se pueden realizar juegos para que entiendan la importancia de mantener una correcta salud bucodental, con productos adecuados a su edad y ¡con sus personajes favoritos!

¡Desde PHB os damos consejos para superar la odontofobia ya que es fundamental la visita al dentista de forma periódica para poder tener una boca sana!